Hace apenas un par de días fue presentada en un gran evento, la nueva generación de la consola de sobremesa de Microsoft, con el nombre de Xbox One. Entre sus espectaculares características, incorporaba una nueva versión del sensor captador de movimientos Kienct que llegó a Xbox 360 hace unos tres años. Hoy, Microsoft anuncia que esta también llegará a los ordenadores, y no estará limitada para la consola de sobremesa. El soporte del nuevo Kienct para Windows estará disponible en algún momento del año 2014, en conjunto, por supuesto, de una nueva versión del SDK de Kinect para Windows.

La nueva versión de Kinect es sencillamente sorprendente. Es increíble lo que han logrado los laboratorios de Microsoft con este sensor que comenzó siendo un experimento y se convirtió en parte vital de muchos juegos de Xbox 360, y más allá, dado que la primera versión de Kinect fue muy utilizada para potenciar experimentos científicos en diferentes áreas, incluso usado para armar un dispositivo que permitiera medir el peso de una persona en el espacio, o para ayudar a crear maravillas en la animación digital para vídeos o películas.

kinect para windows 22

En el caso del nuevo Kinect, esto podrá ser llevado mucho más allá, dado que el sensor de este nuevo dispositivo es aún más potente y preciso, pudiendo detectar desde el movimiento de los pulgares, hasta la presión en los músculos dependiendo de nuestra posición, nuestro ritmo cardíaco, y la profundidad para armar un entorno tridimensional digital casi perfecto.

Es por esto que la llegada del soporte del nuevo Kinect para Windows, será bienvenida por la comunidad de desarrollo, para un sin fin de objetivos y proyectos que veremos nacer en los próximos años, así como desde el año 2010 vemos de la mano del primer Kinect. Las posibilidades con este nuevo SDK en el mundo de la animación son sencillamente fascinantes. Por supuesto, dependerá de los desarrolladores el ingeniarse usos adicionales de Kinect además del más básico: ser parte de la interfaz de usuario y juegos en Xbox One.