El acceso a Internet mediante WiFi es cada vez más común en las aerolíneas estadonidenses (ya hay 16 que tienen en su flota al menos un avión que permite su uso). Sin embargo, por el momento no es sencillo encontrar WiFi inflight en Europa. Esto podría cambiar gracias a KLM y Air France, dos compañías de gran tamaño que probarán la tecnología a lo largo de 2013. Por ahora sólo estará disponible en dos aviones, pero si el experimento es exitoso podría llegar a más.

La aeronave elegida ha sido el Boeing 777-300. La instalación de la antena (proceso que se puede ver en el vídeo que acompaña esta entrada) permitirá a los hasta 425 pasajeros del avión acceder a la Red, independientemente de la clase en la que viajen. El acceso será de pago, pero habrá algunos servicios gratuitos en la página de conexión al que supone uno de los primeros servicios de WiFi inflight en Europa.

La conexión no será barata para los estándares de tierra, pero KLM asegura que está "en línea con la media de la industria". Así pues, una hora de Internet tendrá un coste de 10,95 euros, mientras que tener acceso durante todo el vuelo costará 19,95 euros.

El servicio estará disponible una vez que el avión alcance los 20.000 pies de altura (unos 6.096 metros) y durante esta primera fase de prueba se pedirá a los usuarios su opinión. Los aviones elegidos realizan vuelos de larga distancia, pero el CEO y presidente de KLM, Peter Hartman, espera que en un futuro se pueda ofrecer el servicio al menos en todos los vuelos que tengan como destino el aeropuerto Charles de Gaulle de París o el aeropuerto de Ámsterdam-Schipol.

Es decir, en un principio no importaría la duración del viaje. De ser cierto, podría ser el empujón necesario para hacer que otras aerolíneas apuesten por un servicio que por ahora es bastante marginal a nivel mundial y absolutamente inexistente en algunas regiones del mundo, a pesar de ser muy demandado por los viajeros. De hecho, KLM y Air France aseguran que ha sido esta demanda la que les ha impulsado a llevar a cabo ese proyecto. En cualquier caso, una vez que sea común encontrar WiFi inflight, es posible que bajase el precio de la conexión.

Las pruebas han comenzado hoy en sendos vuelos transoceánicos. En concreto, Air France ha volado a Nueva York, mientras que el viaje inaugural de KLM ha tenido como destino Panamá.