Ayer comentábamos los [resultados](http://alt1040.com/2013/05/resultados-de-facebook) del primer trimestre fiscal de **Facebook**; unos datos que mostraban más de 1.110 millones de usuarios activos cada mes de los cuales 751 millones de usuarios se conectan a través de sus dispositivos móviles. Los datos, sin duda alguna, muestran la posición de dominio indiscutible que tiene Facebook en el ámbito de las redes sociales a pesar que, según los datos que se han publicado estos días, los usuarios comienzan a perder el interés en esta red social, sobre todo, en aquellos países en los que lleva operando más tiempo (como [Estados Unidos](http://www.guardian.co.uk/technology/2013/may/01/facebook-loses-10m-visitors-us)). Con Facebook reinando en este ámbito, ¿quién ostenta el segundo lugar? Según los datos que se conocían esta misma semana, aunque pudiésemos pensar que es Twitter la que ostenta el segundo puesto parece que es Google+ la que tiene [este honor](http://www.businessinsider.com/google-plus-is-outpacing-twitter-2013-5), un dato bastante singular si tenemos en cuenta la irregular acogida de la capa social de Google.

Han pasado casi [2 años](http://alt1040.com/2011/06/google-la-red-social-de-google) desde que Google presentase en sociedad **Google+**, un servicio que primero entendimos como una especie de red social y que al final se ha convertido en una omnipresente capa social que envuelve todos los servicios de Google y hace de hilo conductor entre nuestra experiencia en los servicios de los de Mountain View y nuestros contactos.

## Google+, el Google más social
Cuando Google+ llegó en junio de 2011, la expectación fue enorme y el servicio sufrió un aluvión de peticiones para entrar en esa beta cuyas invitaciones repartían con cuentagotas. La oferta era interesante puesto que, desde el primer momento, Google+ nos ofrecía una buena gestión de los contactos (gracias a los círculos) y nos ofrecía una muy buena gestión de la visibilidad de las publicaciones además de facilitar el hecho de compartir contenidos gracias al "botón +1" que ya Google había integrado en los resultados de búsqueda y, con el tiempo, se ha convertido en un botón habitual en cualquier página web.

Google llegaba tarde al terreno de las redes sociales y Twitter o Facebook llevaban una gran ventaja en cuanto al tiempo que estaban operando y podían ofrecer algo consolidado y mucho más completo que Google+. Las páginas para empresas, por ejemplo, tardaron un poco en llegar al igual que unos juegos que, con el paso del tiempo, muchos han olvidado que existen y aunque desde el inicio uno podía encontrar un cliente para Android, no se ha convertido en algo tan extendido como los clientes móviles de Facebook o Twitter.

En este tiempo, Google ha defendido que Google+ no es una red social aunque, eso sí, tiene un *newsfeed* como el que podemos encontrar en Facebook; para los de Mountain View es una capa social que nos acompaña en YouTube, Gmail, el buscador y que, incluso, ya se ha integrado dentro del sistema de comentarios de Blogger; una omnipresencia que ha hecho que el servicio se haya convertido en obligatorio para todos los usuarios y que, por el mero hecho de usar los servicios de Google, también seamos usuarios de Google+ (algo que se refuerza con los términos de uso unificados que entraron en vigor en marzo del año pasado).

## La imposición de Google+
Tras el interés inicial que suscita cualquier servicio que se abre a los usuarios, conforme va pasando el tiempo es cuando realmente podemos evaluar si se ha generado suficiente interés entre los usuarios como para que se vea cierta actividad en el servicio. He de reconocer que, frente a Twitter o Facebook, mi uso de Google+ es bastante reducido y, para muchos usuarios, este servicio es algo parecido a un [*tumbleweed*](http://en.wikipedia.org/wiki/Tumbleweed) puesto que sus círculos tampoco generan actividad.

Obligar a los usuarios de Gmail o YouTube a estar presentes en Google+ no hace que tu servicio vaya a activarse hasta el punto de desbancar a Facebook y, de hecho, gran parte de la actividad que Google apunta a Google+ viene, en gran medida, de la imposición de su uso. Siempre me pareció esta medida una "vía desesperada" para dar un *sprint* que permita a Google+ compararse con Twitter o Facebook pero, realmente, llegaron muy tarde a este segmento.

A pesar de esta tardanza y que imponer cosas a los usuarios no suele ser una buena opción, parece que la jugada le está saliendo bien a Google y, de manera silenciosa, se ha convertido en la segunda red social en actividad o al menos eso afirman los datos [GlobalWebIndex](http://www.globalwebindex.net/Stream-Social) que atribuyen a Google+ alrededor de 359 millones de usuarios activos al mes. Si tenemos en cuenta que, coincidiendo con el [séptimo aniversario de Twitter](http://alt1040.com/2013/03/twitter-cumple-7-anos), la red de *microblogging* reveló el dato de que tenían 200 millones de usuarios activos al mes, **Google+** se ha coronado como la segunda red social más utilizada por los usuarios aunque, eso sí, la distancia con respecto a Facebook es enorme.

**¿Y cómo es posible que Google+ haya llegado a esta posición?** Viendo estos datos y estimaciones, la imagen del *tumbleweed* parece desvanecerse un poco puesto que, en comparación, hay más usuarios activos en Google+ que en Twitter. Sin embargo, creo que es importante tener presente la obligatoriedad de Google+ al disponer de una cuenta en Google y que esta capa social está omnipresente en toda nuestra experiencia de uso de los servicios de Google pero, aún así, Google+ se ha activado mucho en este tiempo y no hay tanto desierto como quizás se tiende a pensar.

Los *hangouts*, por ejemplo, son un buen servicio que da bastante juego tanto a nivel personal como a nivel empresarial y se han convertido en una vía *low-cost* para retransmitir eventos o debates y dotando de actividad a Google+ y, claro está, engordando los datos de actividad de Google+. Pero, sin duda alguna, la interconexión de Google+ con los servicios de Google y el buscador son también una clave importante que explican este segundo puesto de Google+.

Decir que todo el mundo quiere que su página web o los artículos que publica salgan entre los primeros resultados del buscador de Google es algo evidente y, si además, podemos mostrar nuestra foto y enlazar con nuestro perfil pues mejor que mejor. La influencia de Google+ en el buscador es evidente y aderezar los resultados con el "botón +1" para ver qué contenidos recomiendan nuestros amigos o ver la foto del autor gracias a Google Authorship han cargado el buscador de referencias subjetivas que han hecho que tener un perfil en Google+ sea algo importante para darle mayor relevancia a nuestros trabajos y, por tanto, hacer que pesen más en el buscador.

## La necesidad de ofrecer algo distinto
Si bien es cierto que hay usuarios muy activos en Google+ y, de manera natural, comparten contenidos a través de esta red social, para otros muchos Google+ se ha convertido en un instrumento que le sirve como *single-sign-on* en Google y, como no, existe un sector que lo utiliza exclusivamente como trampolín que ayude a ganar cierta relevancia dentro de los resultados de búsqueda de Google.

Dicho de otra forma, el segundo puesto de Google+, en mi opinión, sigue siendo excesivamente forzado y fruto de la imposición de Google; una estrategia que le funciona por la posición de dominio que tiene, entre otras cosas, por el buscador y que, por tanto, hace falsear las cifras de actividad con una actividad de los usuarios que, realmente, proviene del propio uso de los servicios de Google de manera natural.

Si Google no ocupase el papel que ocupa dentro del sector, Google+ sería un producto que terminaría cerrando sus puertas salvo que, de manera constante, el servicio fuese desplegando novedades y mejoras más allá de "pequeñas píldoras" que es lo que últimamente despliegan desde que, hace algo más de un año, presentasen las páginas para empresas.

A pesar del crecimiento de Facebook, el interés ha comenzado a decrecer en los países en los que el servicio lleva más tiempo, básicamente, porque las funcionalidades se han estancado aunque, quizás, el foco en la movilidad sí que puede ser un filón que vuelva a enganchar a los usuarios que están algo más hastiados. Twitter, por ejemplo, está probando con el vídeo gracias a Vine y con Twitter Music espera incentivar el interés de los usuarios y mantenerlos siempre activos en el servicio; sin embargo, estos cambios y mejoras rara vez se ven en Google+.

Los números dicen que Google+ es la segunda red social según el interés de los usuarios pero, en mi opinión, es un puesto que no se merecen ya que hace bastante tiempo que dejaron de sorprendernos con grandes cambios o funcionalidades. Reconozco que soy usuario de los *hangouts* y que esta misma semana estas sesiones de videoconferencia nos permitirán acceder en remoto a otros equipos (ideal para ofrecer soporte remoto) pero, a pesar de la novedad, no deja de ser "un pequeño detalle" y la suma de "pequeños detalles" no siempre implica sorpresa para el usuario o un incremento sustancial de su interés por un determinado servicio.