Nestlé (Flickr)

Un estudio de la **Universidad de Glasgow** nos aclara un poco más el misterio sobre cómo hace el cerebro para reconocer voces. A primera vista, dependiendo de las diferentes cualidades, tales como el tono, la intensidad o el timbre, podríamos pensar que existe algún tipo de *truco* en nuestro sistema nervioso que nos permita identificar a una persona por su voz.

El **[reconocimiento de voz](http://alt1040.com/2012/06/reconocimiento-de-voz-una-tecnologia-emergente)** es sin duda una tecnología emergente en comunicación y seguridad. Cada día se plantean nuevos avances que permitan en un futuro usar este sistema de identificación, de manera similar a lo que ya ocurre, por ejemplo, en el reconocimiento facial.

¿Pero qué estrategias utiliza nuestro cerebro para reconocer voces? Quizás, si somos capaces de entender cómo funciona el mecanismo de detección vocal en la naturaleza, podamos implementar nuevas y mejores tecnologías en el futuro, al estilo de lo que ya ocurre con el [reconocimiento facial](http://www.senc.es/briefings_des.php?id=11).

Por ello, la investigación realizada por el equipo de Pascal Belin, y publicada en **[Current Biology](http://www.cell.com/current-biology/retrieve/pii/S096098221300496X)** resulta de tremenda importancia. Lo que consiguieron fue sentar las primeras bases neurológicas sobre cómo funciona el cerebro para reconocer voces.

En particular, según este estudio, la identificación de una determinada voz se realiza en nuestra cabeza mediante su descodificación en dos **prototipos de voces**, uno masculino y otro femenino. Igual que ocurre en el reconocimiento facial, el cerebro emplea un promedio entre las voces que oye, con el objetivo de identificarlas.

En el caso de que una determinada voz esté muy alejada del promedio habitual que escucha el paciente, su actividad neuronal se disparará, y esto puede ser seguido a través la técnica conocida como imagen por resonancia magnética (**MRI**).

Gracias a este hallazgo, hoy sabemos el truco que emplea el cerebro para reconocer voces. En lugar de ir memorizando tono a tono en nuestra cabeza, lo que en realidad se hace es un estudio con el promedio de voces que hayamos podido oír, de forma que nos resulte más fácil la identificación de una persona a través de su voz.

Su trabajo deja abiertos varios interrogantes de interés: ¿cómo se almacenan estas voces en nuestra cabeza? ¿Tenemos un promedio del total de voces que hayamos podido oír a lo largo de los años? Preguntas que no hacen sino promover el desarrollo de las técnicas de reconocimiento, que sin duda marcarán un antes y un después en la ciencia y la tecnología.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.