Las series de televisión de ciencia ficción siempre son motivo de emoción para los geeks de corazón. En especial aquellas que están relacionadas de cualquiera manera a J.J. Abrams, ese escritor, director y productor reconocido por ser responsable o haber participado en algunas grandes creaciones como Lost y Fringe, además de ser el encargado de dirigir la nueva película de Star Wars. Pues la cadena FOX acaba de anunciar que se encuentran desarrollando una nueva serie de J.J. Abrams, con el nombre de Almost Human y que nos llevará 35 años en el futuro donde androides y hombres deben convivir y sobre todo, trabajar de la mano.

Esta producción está llena de actores reconocidos, comenzando por Karl Urban (mejor conocido como Eomer, en la trilogía de El Señor de los Anillos), quien interpretará a un policía que se ve obligado a trabajar con un compañero androide, incluso cuando es parte de ese grupo de personas que rechazan el hecho de que estos seres cibernéticos estén involucrados de lleno en actividades tan importantes como la seguridad ciudadana, al ser parte de la fuerza policial.

Sin embargo el compañero androide que le ha tocado es un modelo algo peculiar, por así decirlo, e incluso podría ser considerado defectuoso, ya que suele tener iniciativa más allá de seguir órdenes por lo que podría ser considerado "casi humano" (de donde, obviamente, nace el título de la serie de televisión).

Llena de acción y una trama muy movida e interesante, no promete ser una fiel sucesora de Fringe en cuanto a misterio y conspiraciones, además de enredos en la trama. Pero si la serie llega a tener aceptación y un buen impacto en el público, no nos extrañe que más avanzada la primera temporada comience a notarse este cambio en su línea, tal y cual como sucedió con Fringe, qur tuvo un inicio "común" (cada episodio era simplemente un caso sobrenatural más) para luego convertirse en toda una serie geek de culto con una trama excepcional.

Por ahora no han anunciado cuándo será transmitido el episodio piloto de Almost Human, pero sin duda la nueva serie de J.J. Abrams y J.H. Wyman (también productor de Fringe) es una opción que no podemos dejar de probar aunque sea por uno o dos episodios, más que nada gracias al renombre de sus responsables.