Qué ocurre en nuestro cerebro cuando escuchamos música
Tim LA (Flickr)

Uno de los mayores placeres de la vida cotidiana es estar escuchando alguna canción sin que nada más nos interrumpa. Cuántas veces mientras afuera no para de llover, nos hemos sentido relajados poniendo la radio, y dejando fluir nuestros pensamientos mientras suena aquella vieja canción que tanto nos gusta. ¿Por qué tiene tal poder la música sobre nosotros? ¿Qué hace que una determinada canción nos influya de una manera u otra? Investigadores de Montreal (Canadá) han desvelado las claves de qué ocurre en nuestro cerebro cuando escuchamos música.

Para ello los científicos sometieron a los participantes en el estudio a una actividad realmente sencilla: escuchar un determinado número de canciones mientras les realizaban una prueba médica conocida como resonancia magnética. Así comprobaron qué ocurre en nuestro cerebro cuando escuchamos música, a través de las diferencias observadas en las imágenes de los participantes.

La responsabilidad de que sintamos un auténtico placer cuando oímos alguna canción está en un grupo de neuronas del encéfalo, conocido como núcleo accumbens. De este modo el grupo liderado por Valorie Salimpoor, investigadora principal, conoció qué ocurre en nuestro cerebro cuando escuchamos música. Al escanear a los participantes mediante resonancia magnética, la actividad del núcleo accumbens puede desvelar si nos gusta o no una determinada canción.

Los resultados que han conseguido estos científicos, en palabras de Salimpoor, permiten contar con "fuertes evidencias neurobiológicas de que la música es realmente una recompensa intelectual". Sin embargo, la actividad de este grupo de neuronas no permanece aislada, sino que también se activan otras partes del cerebro cuando escuchamos música. En concreto, otras zonas más evolucionadas y complejas, como las que corresponden a las áreas sensorial, emocional y ejecutiva, también participan en la respuesta emocional que tengamos al oír una determinada canción.

A pesar de ello, como se suele decir, "cada persona es un mundo", y no hay dos resultados iguales en la actividad del cerebro cuando escuchamos música. Esto no quiere decir que no podamos contar con explicaciones generales sobre la actividad neuronal en respuesta a las canciones, según los investigadores canadienses. El cerebro, aclaran, es una "auténtica máquina de predicción", y el hecho de que nos guste tanto la música se explica porque esta nos ayuda a recordar hechos que ocurrieron en el pasado. Así podemos revivir emociones específicas, en otras palabras, podemos tener a través de las canciones, patrones específicos de aprendizaje.

Esta investigación, publicada en Science, también reveló la relación entre el núcleo accumbens y el córtex auditivo. De esta forma pudieron comprobar cómo escuchar música genera una serie de expectativas importantes en nuestro cerebro. A partir de dichas expectativas, sentiremos un tipo de emociones u otras, en función de si la música que hemos escuchado nos ha gustado o no (dependiendo también de qué esperábamos de las canciones).

Un estudio curioso que nos ayuda a conocer un poco más nuestro cerebro, y su compleja relación con algo que suele apasionar a la mayoría de la gente: la música.

Más de: CEREBRO, MúSICA
hazte socio

Recomendados