¿Por qué Netflix y el streaming son el futuro de la televisión?

Es innegable que está disminuyendo la cantidad de televisión que vemos cada día a un paso muy acelerado. Pero mucho cuidado, con esto no me refiero a que ya no vemos películas o esos programas de televisión tan interesantes y entretenidos que tenemos años disfrutando, me refiero a que está cambiando la manera en la que disfrutamos de este contenido. Gracias a esto podríamos afirmar que el futuro de la televisión está cambiando a una manera que, hace unos diez años, nadie esperaba. El futuro de la televisión apunta a servicios de streaming de contenido, y Netflix es el mejor ejemplo de esto.

Esta semana la empresa que se hace cada vez más popular en el mundo del streaming de series y películas presentó su reporte financiero y su carta a inversionistas. Los números son sencillamente increíbles, anunciando que por primera vez en su historia superan la barrera de los mil millones de dólares en ingresos y por ello el precio de sus acciones ha subido en un 20%.

¿Qué significa esto? Más allá de números, finanzas y estadísticas de mercado, que realmente no son relevantes para el punto que quiero tratar, tenemos que poner mucho cuidado a la cantidad de usuarios de este servicio en Estados Unidos actualmente. En la mencionada carta anuncian que ya son más de 29.1 millones de suscriptores de Netflix en este país, por primera vez superando a HBO, que tiene 28.7 millones. Es un dato espectacular, tomando en cuenta que hablamos de HBO y todo lo que esta empresa representa en el mundo del contenido televisivo y la producción del mismo.

House of Cards - Producción original de Netflix

House of Cards - Producción original de Netflix

Y esa ha sido la palabra clave del auge de Netflix en los últimos meses. Producción de contenido. La empresa se está dedicando poco a poco a producir contenido propio, programas, si bien comenzaron con uno llamado "Lilyhammer" que fue medianamente reconocido, la serie "House of Cards" ha sido la que los ha catapultado, recuperando la inversión millonaria que supuso hacerla y trayendo muchísimos nuevos suscriptores al servicio. Incluso, Amazon Studios (una división del gigante de las ventas por internet) ha anunciado que producirá series propias, y lanzará 14 pilotos para experimentar en este provechoso mercado.

¿Por qué preferimos streaming antes que la televisión tradicional?

Hace un par de años, Eduardo Arcos publicó un artículo de reflexión sobre porque descarga series de televisión, con razones de peso como DRM, la posibilidad de verlo más rápido y claro, la posibilidad de ver cada serie o película en su idioma original.

Con servicios basados en el streaming se cumplen varios de estos puntos, sin necesidad de descargar nada de manera ilegal, de una manera mucho más cómoda, especialmente para el usuario común que no se acostumbra a descargar mediante Torrents o rellenar campos de captchas cada vez que quiera descargar algo, que bien puede ser un fake o tardar días en descargarse por no tener seeds.

Creo que la principal ventaja de Netflix o Hulu es la posibilidad de decidir por nosotros mismo cuándo vemos lo que queremos ver. A diferencia de la televisión que, dependemos del horario al que le provoque un canal colocar esa película que debemos ver, con estos servicios podemos trabajar cómodamente, salir o sencillamente estar tranquilos de que no nos perderemos ese final de Lost para saber (o no) qué va esa bendita isla. Nosotros decidimos cuándo ver lo que nos interesa, y esto es infinitamente superior a depender de programación pre-establecida, que además incorpora un sin fin de cortes comerciales que en Netflix o Hulu no nos molestan.

netflix en tablets

Además, disponemos de un catálogo sencillamente enorme por apenas 8 dólares al mes. Un pago mínimo si tomamos en cuenta lo que cuesta la suscripción a canales premium y a servicios de televisión por cable. Apenas ocho dólares que permiten visualizar contenido en dos dispositivos simultáneamente, o 12 dólares que permiten hasta cuatro dispositivos simultáneamente, todo esto tomando en cuenta que se puede disfrutar desde televisores "inteligentes", ordenadores, tabletas, smartphones y consolas de videojuegos. Yo, sinceramente prefiero esto antes de pagar un servicio tradicional que sencillamente utilizo una cantidad de tiempo mínima.

¿Cuál es el problema de Netflix?

Lamentablemente, nos encontramos con un gran problema en este tipo de servicios, y es que su disponibilidad mundial está muy limitada. De hecho, Netflix aún no llega a España ni el resto de Europa, algo muy lamentable. Si bien existen maneras de disfrutar el servicio en estos territorios (utilizando un VPN, por ejemplo), no son ideales, y en este caso sale más costosa la suscripción.

Además de esto, las empresas que producen películas y series no facilitan los derechos de reproducción de sus contenidos tan rápido como se quisiera, esto ni a canales de televisión por cable ni a ningún tipo de servicio, por lo que en este caso seguramente muchos prefieren seguir descargando. Sin embargo, Netflix y Hulu luchan fuertemente para mejorar esto. Poco a poco van anunciando más y más acuerdos con empresas de producción, aunque aún no hay fecha de su llegada a España, que esperamos suceda más pronto que tarde.

Aún así, el streaming ha demostrado ser un negocio muy rentable y que cuenta con el apoyo de una enorme cantidad de usuarios en las Américas. El futuro de la televisión, o mejor dicho, de la manera en la que consumimos contenido audivisual, está directamente ligado a internet, y luego del reporte financiero de Netflix estoy seguro que Blockbuster se lamenta diariamente no haberla comprado.

Recomendados