Hojear las páginas del periódico a diario se suele convertir en una inagotable fuente de cabreos, por el constante goteo de escándalos políticos y económicos que levantan una gran polvareda tanto dentro de nuestras fronteras, como a nivel internacional. Hoy repasamos algunas de las últimas noticias relacionadas con la corrupción en España de los últimos años, y el impacto de la tecnología en algunos de los casos más importantes.

El informe de Transparency International de 2012 presentaba un listado con los países más corruptos en el último año. Entre las zonas con un mayor nivel de transparencia y cumplimiento de la legalidad, se encuentran varios países nórdicos, Australia, Canadá, Suiza, Singapur o Países Bajos. Por otra parte, España estaba situada en la posición número treinta de esta lista, por debajo de algunos países latinoamericanos, como Chile o Uruguay.

Sin embargo, a pesar de este puesto "intermedio", cada día son más los escándalos políticos y económicos. Por eso hoy os traemos un pequeño análisis sobre la corrupción en España y su relación con la tecnología. Una visión geek para observar desde otra perspectiva los casos más importantes de corrupción política-económica en España.

Del Caso Filesa a Bárcenas: la financiación ilegal de los partidos

En el primer ejemplo de la corrupción en España, se acreditó la financiación irregular (con más de 1.200 millones de pesetas) del PSOE a través de un ecosistema de empresas (en concreto, Filesa, Malesa y Time-Export), destinado a sufragar principalmente la campaña electoral de 1989. En la famosa sentencia del Tribunal Supremo en 1997, la condena se realizaba por la financiación ilegal y no por el enriquecimiento personal de los políticos que construyeron la trama. El magistrado Marino Barbero, que de inicio imputó a más de cincuenta personas, finalmente condenó a ocho políticos implicados en este caso.

Otro de los ejemplos que copan las portadas, y que aún se encuentra en la fase de investigación judicial es el conocido Caso Bárcenas, ex- Tesorero del PP, que supuestamente realizó la distribución de cantidades ilegales de dinero negro en forma de "sobres" a varios cargos de su partido. Unos datos desde luego preocupantes y que están siendo investigados actualmente por el Poder Judicial.

En una Orden de 2013, el propio Ministerio del Interior admite la grandísima importancia que tienen las nuevas tecnologías de la comunicación e información y el papel que han de jugar en la formación y trabajo profesional de los propios inspectores de la Policía. Y es que de hecho las TIC deberían ser el punto clave donde se asentara la exigencia de la transparencia política a cualquier cargo público. Precisamente hace dos años la plataforma NoLesVotes lanzó el Corruptódromo, un mapa en el que se marcaban los principales casos de la corrupción en España asociada a diversos partidos políticos.

Desde una perspectiva geek, también hay quien se ha tomado desde un punto de vista irónico estos casos de corrupción. Como ejemplo basta citar el juego lanzado por 4D3 Animation Studio, denominado "Dársenas, el Tesorero corrupto". Una app totalmente gratuita, disponible para iOS y Android, en el que los usuarios pueden ponerse en la piel de un miembro de la cúpula de un partido político y repartir dinero entre sus militantes, además de desviar fondos a Suiza antes de que Hacienda se entere. Una forma bastante surrealista de tomarse la actualidad política, sin duda.

Caso Nóos o el back-up de nuestros e-mails

El famoso procedimiento judicial que ha implicado como imputados a los Duques de Palma, Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina, así como a su ex-socio Diego Torres y otras personalidades, revela la importancia que tiene nuestra bandeja de correo electrónico, como hipotética fuente de indicios en un proceso legal de estas características.

Hasta el momento, el juez Castro no había imputado a la infanta Cristina, perteneciente a la Casa Real, pero sí lo había hecho con su marido y personalidades muy cercanas, como el propio secretario de las infantas, Carlos García Revenga. Sin embargo, la colección de correos electrónicos presentados por Diego Torres ante el juez durante este último año, ha hecho que finalmente la propia infanta sea llamada como imputada el próximo 27 de abril.

Y es que queramos o no, uno de los métodos de comunicación más usados hoy en día es el e-mail. Gracias a la expansión de Internet y al uso de los dispositivos móviles, el correo electrónico se ha instalado como parte imprescindible de nuestro día a día. Existen aplicaciones como Gmail Backup que nos permiten la descarga de los archivos importantes y su almacenamiento en nuestro disco duro o en cualquier otro soporte, aunque también Outlook y Thunderbird permiten opciones parecidas. Un avance tecnológico en el que quizás no reparamos, y que un caso de corrupción, como el de Nóos, sirve sin duda para llamarnos la atención sobre la importancia de los e-mails y del almacenamiento de la información que consideremos importante.

La importancia de la transparencia política

Dado el grandísimo desarrollo de Internet y el enorme ecosistema asociado, no se entiende todavía que no exista una transparencia administrativa de todos los datos (incluyendo gastos e ingresos de las propias administraciones y cargos públicos), que fortalecerían sin dudas nuestro sistema democrático.

Los intentos existentes hasta el momento han sido en vano. Sin embargo, el acceso ilimitado, gratuito (y por vía telemática o personal) a cualquier información, documento o movimiento contable de cualquier administración pública, entidad o empresa (bien pública, bien participada por el sector público), debería ser una de las puntas de lanza de la regeneración democrática. Medios, a día de hoy, no faltan.

Hoy hemos presentado varios casos de la corrupción en España, que pueden observarse desde una perspectiva tecnológica. Sin duda, apoyar una democracia cada vez más fuerte tendrá que pasar por una sistema público cada vez más transparente, y en esto, también las nuevas tecnologías deberían jugar un papel trascendental.