El buscador de BitTorrent isoHunt, con sede en Canadá, fue derrotado el mes pasado en los tribunales por la MPAA. El veredicto isoHunt, descarta que el sitio pueda proveer seguridad de protección de la DMCA La sentencia se fundamenta en que el propietario de isoHunt, el canadiense Gary Fung, conocía la existencia de obras pirateadas y se benefició directamente de ello. Pero el veredicto no hace referencia al conocimiento de la existencia de obras protegidas por parte del propietario del servicio, dice lo siguiente:

No tenemos ninguna dificultad para concluir que cuando no se cumplen los requisitos de puerto seguro del § 512 (c) (1) (B), el proveedor del servicio pierde la protección en relación a cualquier actividad ilícita realizada mediante el servicio. Por lo tanto, sostenemos que Fung no cumple con los requisitos, que se encuentra fuera del § 512 ©, con respecto a todas las actividades de infracción.

Esta conclusión en el veredicto isoHunt ha creado gran preocupación entre muchas empresas de Internet como Google. Por esto, se ha dirigido a la Corte de Apelaciones esta semana. Google explica que si el pasaje anterior se interpreta en términos generales, casi todos los proveedores de servicios online están en riesgo de perder su puerto seguro DMCA. Una interpretación errónea podría "hacer que sea más difícil para las empresas de Internet para ofrecer servicios innovadores a los usuarios que cumplen con la ley", asegura Google en su apelación.

Veamos un supuesto de interpretación errónea. Un servicio de alojamiento de video como Vimeo, cuenta con millones de videos, todos legales. Si un usuario sube un único video ilegal, interpretando esta conclusión literalmente, Vimeo perdería la protección que le ofrecía la Limitación de responsabilidad de materiales en línea, ya que no hace referencia a que el propietario del servicio tenga conocimiento o no, de la existencia de dicho material. Esto podría poner en grave peligro la supervivencia de los proveedores de este tipo de servicios y dificultar la aparición de nuevas empresas innovadoras.

YouTube anotó una victoria en su caso en contra de Viacom, el tribunal concluyó que YouTube está protegido por puerto seguro de la DMCA, no obstante, parece no haber sentado precedente. Aún habrá que esperar para saber que ocurre con la apelación de Google, aunque no es ninguna novedad ver a los tribunales de parte de los titulares de los derechos de autor. En esta batalla, ya de por sí desigual, las sentencias ambiguas o demasiado generales, no ayudan nada a quienes sólo intentan ofrecer nuevos servicios.