Las llamadas a las 3 de la tarde, deberían estar penadas con la cárcel, como poco, si son de un robot para hacer una encuesta o darte información irrelevante. Peor aún, información que siquiera has pedido, es decir, spam. Por eso, ingenieros de Google, en un concurso de la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés, Federal Trade Comission), han presentado su propuesta para bloquear llamadas de robots, de manera similar a como Gmail lidia con el spam en nuestras bandejas de entrada.

Con casi 200.000 reclamos al mes por parte de los usuarios a la FTC, el problema de bloquear las llamadas de robots se hacía evidente y una solución urgente, por lo que el organismo sacó un concurso para encontrar las mejores soluciones a este problema, resultando ganadores dos ingenieros de Google en la categoría de tecnología ganadora: Daniel Klein y Dean Jackson.

Aunque no es, ni de lejos, la primera solución que se da para bloquear llamadas de robots, sí que es la que la FTC consideró la mejor. Ya ha habido intentos de atajar este problema, como la solución llamada Banana Phone, basada en la introducción de un código, parecido a como introduciríamos un captcha en una página web, aunque este sistema podría tener un bypass para los servicios que sí fueran legítimos, como los servicios gubernamentales o la Cruz Roja.

Yendo a la solución aportada por los dos ingenieros de Google para bloquear llamadas de robots, el parecido a Gmail se hace evidente por cómo funciona: mediante etiquetado de llamadas como spam, marcándose el número de donde la llamada provino y analizando otros factores que consideran determinantes, como la redirección del número de la llamada o el volumen de llamadas que se originan desde ese número

Deja un comentario

Deja tu comentario