Han pasado ya siete años desde que Jack Dorsey publicase su primer tweet y diera comienzo la andadura de Twitter, un acto que hoy en día nos parece cotidiano y que, sin embargo, el 21 de marzo de 2006 supuso el arranque de un servicio que ha contribuido enormemente a acercarnos el mundo que nos rodea y ha establecido nuevos canales de comunicación con nuestros amigos, compañeros de trabajo, medios de comunicación, políticos, marcas e, incluso, administraciones públicas.

En el día de hoy, Twitter cumple ya 7 años; un período de tiempo en el que el servicio ha crecido hasta alcanzar los 200 millones de usuarios activos y 400 millones de tweets publicados cada día, toda una autopista de información en la que fluyen enlaces, comentarios, fotos y, desde algunos meses, vídeos a través de Vine (la última de las incorporaciones al servicio) que se entremezclan con todo un ecosistema de aplicaciones y servicios que se han generado alrededor del servicio y que, a pesar de los giros que está dando Twitter últimamente con el uso de sus APIs, aportan mucho valor a la experiencia de uso del servicio.

Cuando Twitter nació en 2006, el servicio tuvo una acogida discreta e irregular porque no todo el mundo comprendía el esquema de funcionamiento de un servicio que solamente nos daba 140 caracteres para expresar nuestras ideas, nuestros comentarios o, simplemente, compartir lo que estábamos haciendo. Sin embargo, conforme avanzó el tiempo, Twitter se ha convertido en una especie de "ciudad global" en la que podemos estar al día de lo que sucede en cualquier rincón del mundo y a tiempo real (de hecho, mucho más rápido que en los medios de comunicación convencionales).

Seguramente, todo el mundo recordará aquel avión que realizó un aterrizaje de emergencia en el Río Hudson en Nueva York, una imagen que circuló por todos los medios de comunicación y por la red en el año 2009 y que fue captada por una persona que la compartió a través de Twitter. La impactante imagen y su difusión nos mostró que Twitter era un potente canal de distribución y era capaz de mostrarnos lo que sucedía, prácticamente, en tiempo real; un fenómeno que no se hubiese podido dar si en 2007 no hubiese nacido el retweet para facilitar la difusión de la información y trasladar a la red el "boca a boca".

Otra de las señas de identidad de Twitter son los hashtags, un recurso que se incluyó en Twitter en el año 2007 y que llegó por dos vías. Por un lado, Chris Messina, empleado de Google, que lo comentó en un tweet como propuesta para segmentar contenidos de la misma forma que se hacía en los foros para marcar grupos y temas de conversación. Sin embargo, el primer uso que llegó por parte de los usuarios se atribuye a Nate Ritter, un residente de San Diego que comenzó a marcar los tweets sobre unos incendios con #sandiegofire y que dieron pie a la adopción de estas etiquetas para segmentar la información. Las protestas de Irán en 2009, la revolución popular en Egipto durante 2011 o grandes citas y eventos deportivos han estado marcados por Twitter y los hashtags, de hecho, no hay evento con presencia en redes sociales que no use un hashtags para marcar las interacciones.

Y aunque pueda parecer una exageración el ejemplo de la primavera árabe, el peso de los contenidos en Twitter es cada vez mayor y, prueba de ello, cada vez son más las peticiones de control de contenidos que reciben.

Twitter se ha convertido, en estos años, en un medio de gran importancia y peso en la red (aunque se tienda a pensar en Facebook por el número de usuarios que tiene). Una herramienta que nos ofrece un acceso directo a gobernantes (recordemos el famoso tweet de la reelección de Obama), instituciones públicas, marcas o empresas y los acerca a su audiencia para conversar de una manera algo más cercana o, directamente, informarles de novedades, ofertas o consejos sobre sus servicios y productos. De hecho, Twitter es un potente canal con el que realizar promoción de productos y es algo que podemos comprobar no solo en el uso que se hace de él sino también en los productos promocionales que Twitter ofrece (trending topics promocionados, tweets promocionados o perfiles promocionados).

¿Y qué podemos esperar del futuro de Twitter? ¿Qué nos traerá el "pajaro azul" en los próximos años? En el día de ayer se conoció que Twitter había solicitado una patente del servicio y hace ya una semana que se viene comentando que preparan un servicio musical que podría llegar en dos semanas en forma de aplicación iOS aunque, a este respecto, la compañía no ha comentado nada. No hace mucho que se lanzaron al mundo del vídeo con Vine y un servicio así tendría bastante sentido, máxime cuando Twitter está siendo tan proclive a crear su propio ecosistema alejándose de los servicios que tradicionalmente bebían de sus APIs.

Sus políticas de compras tampoco han estado muy acertadas y TweetDeck y Posterous están teniendo unos destinos algo trágicos desde que fueron abrazados por Twitter y la constante pelea con el uso de sus APIs fastidiando a servicios como IFTTT o TweetBot están marcando una época algo gris en el servicio que empañan tan buena trayectoria en estos 7 años en los que sus 140 caracteres nos han transportado a todo lo que ocurre en el mundo.