PepePhone ADSL

El sector de las telecomunicaciones en España, sobre todo en cuanto a acceso a banda ancha se refiere, se ha caracterizado por una oferta de servicios muy similar entre operadores si nos centramos en los que prestan servicios sobre el bucle de abonado de par de cobre, es decir, sobre ADSL. Aunque la oferta es más o menos amplia, el servicio se presta al usuario final sobre la misma infraestructura y, por tanto, la percepción del usuario suele ser muy similar preste quien preste el servicio. A este escenario tan complejo acaba de irrumpir PepePhone, el operador móvil virtual, que desde hoy mismo ha lanzado su oferta comercial de ADSL, la más barata del mercado según comentan en su web, con la que espera posicionarse también como la alternativa en el segmento de la banda ancha fija.

Por un precio de 23 euros (a lo que hay que sumar los impuestos que lo dejarán en 27,8 euros en total), PepePhone ofrecerá al usuario su servicio de acceso ADSL con una velocidad nominal de hasta 20 Mbps en bajada y 1 Mbps en subida. Hasta aquí, podría parecernos una oferta que está dentro del mercado, sin embargo, la principal novedad de PepePhone es que esta es su oferta comercial y no hay más añadidos.

Generalmente, cuando contratamos un acceso ADSL, éste requiere que dispongamos de una línea de teléfono fija (a la que se suele asociar un bono de llamadas gratuitas a teléfonos fijos nacionales) por la que podemos llegar a pagar unos 15 euros de media y que, claro está, engrosan el coste del servicio aunque no sea algo que nos suelan anunciar los operadores de manera directa. Sin embargo, en la oferta de PepePhone este concepto se suprime y, por tanto, al contratar el servicio de ADSL con PepePhone no pagaremos esta cuota y, claro está, tampoco tendremos una línea de teléfono al uso, es decir, no podremos realizar llamadas telefónicas con ella (estará dedicada para el ADSL).

¿El motivo de este cambio? Según PepePhone, apenas usamos los teléfonos fijos y, simplemente, los mantenemos para la conexión ADSL, por lo que son un servicio infrautilizado que se podría suprimir. El esquema, que PepePhone ha estado probando ya usando equipos de Alcatel-Lucent, ya se puede contratar desde la web de este OMV.

Otro detalle interesante es el relativo a la "campaña de marketing" que están usando, una forma muy peculiar de anunciar el servicio en el que no se han andado con muchos rodeos a la hora de especificar las velocidades que percibirán los usuarios. Según PepePhone, este ADSL está concebido para un uso normal y, por tanto, a partir de los 4 Mbps, en navegación, no se suele notar la diferencia. Si bien el argumento es un poco discutible, sí que informan bien de las particularidades de la tecnología y si bien la velocidad nominal es de 20 Mbps (ADSL2+), factores como el estado del par de cobre o la distancia a la central de conmutación del operador afectan a la velocidad nominal que percibe el usuario y raro es alcanzar la velocidad prometida y, por tanto, es muy complicado llegar a esta velocidad (un aspecto que suele estar dentro de la "letra pequeña" de los contratos y que, en este caso concreto, podemos ver con todo lujo de detalles).

Particularmente, la irrupción de nuevos actores al escenario de los ISPs en España siempre es una buena noticia porque, en cierta medida, sirve para activar el mercado y romper el inmovilismo y la homogeneidad de la oferta existente. La supresión de la cuota por la línea fija, en mi opinión, es todo un acierto y, sin duda, un factor de ahorro importante a tener en cuenta. Si con estas ofertas tan atractivas PepePhone es capaz de ofrecer un servicio combinado (ADSL + Móvil), se podría presentar un escenario bastante interesante para el consumidor.