La mayoría de las veces que nos registramos en un servicio web aceptamos los términos y condiciones de uso sin dilación. Pero ¿Nos paramos alguna vez a leer, aunque sea por encima, los términos y condiciones de uso?. Hemos **analizado el contrato de uso iTunes** para intentar aclarar cuales son las condiciones más importante del mismo.

redesigned_store_design1

En primer lugar, tenemos que tener claro que los términos y condiciones de los servicios de Apple tiene carácter, si lo aceptamos, de contrato al uso. Todo contrato tiene implicaciones directas, supone la **adquisición de unos derechos y obligaciones entre las partes**, es decir, nosotros los usuarios, y por otro, el prestador de servicios servicio que opera de comercio electrónico, iTunes.

¿Que implicaciones tiene la aceptación de los términos y condiciones de uso? La aceptación de estos términos tienen, en todo caso, **carácter de firma electrónica** y por tanto, tiene la **misma validez que cualquier otro contrato** que firmamos: alquiler, banco, etc…

El contrato de iTunes Store, que tiene cerca de 56 páginas, contiene todos y cada una de las condiciones del contrato, los derechos como usuarios y las obligaciones accesorias a la prestación del servicio y del contenido adquirido, aunque hemos destacado las **tres partes más importantes del mismo para los usuarios**: iTunes como prestador de servicio y legislación aplicable al mismo, cuenta de usuarios y datos personales y condiciones del contenido adquirido en iTunes

##iTunes como prestador de servicios##

El contrato de términos y condiciones de uso, hace a **iTunes como prestación de servicios y licenciante del contenido, y a nosotros, como licenciatario**; estableciendo que iTunes opera el Servicio desde sus oficinas Luxemburgo y este contrato y el **uso del servicio se rigen por las leyes de España** – para los usuarios españoles, claro -.

iTunes opera el Servicio desde sus oficinas de Luxemburgo. Ud. se obliga a cumplir todas las leyes, normativas, ordenanzas y reglamentos locales, estatales, federales y nacionales que se apliquen al uso que haga del Servicio. El presente Contrato y el uso del Servicio se rigen por las leyes de España
Ud. sólo podrá acceder a las Tiendas en España. Ud. se obliga a no usar ni intentar acceder a las Tiendas desde fuera de dicho territorio. iTunes podrá emplear tecnologías para verificar el cumplimiento de esta obligación.

Por tanto, todo lo adquirido en la Store española, en los términos del contrato, **se somete a la legislación española en materia de contratos y comercio electrónico**, aunque la situación del domicilio de iTunes en Luxemburgo, hace que la responsabilidad contractual acabe sometida a la legislación internacional en materia de contratos, tanto la ley aplicable como la competencia judicial.

##Cuentas de Usuarios##
iTunes, requiere que para usar el servicio, y los asociados a la misma, **nuestros datos personales, contenidos en el Apple ID**, a través de los cuales verificamos nuestra identidad para adquirir contenido dentro de la tienda. Los datos personales que nosotros les cedamos a iTunes deber ser verídicos y son necesarios para la prestación del servicio, los mismos en cualquier caso se custodian en la filial de Luxemburgo, que es desde donde presta el servicio iTunes en Europa:

Ud. se obliga a proporcionar información correcta y completa cuando se registre en el Servicio y a medida que haga uso del mismo (los “Datos de Registro”), y a actualizar sus Datos de Registro para garantizar que la información sea correcta y esté completa en todo momento. Ud. acepta que iTunes podrá almacenar y usar los Datos de Registro proporcionados por Ud. para llevar a cabo el mantenimiento de su Cuenta y facturar las cantidades correspondientes

**¿Puede iTunes ceder nuestros datos?** En principio, el contrato es bastante explícito en este sentido pues establece que iTunes tendrá derecho, sin responsabilidad alguna frente a terceros, a **comunicar cualesquiera datos de registro y/o cualquier información sobre nuestra cuenta** a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, funcionarios públicos o terceros en caso de que iTunes considere razonablemente necesario u oportuno comunicar dicha información para exigir o verificar el cumplimiento del contrato, incluyendo auditorías, análisis de datos e investigaciones, con el fin de mejorar los productos y servicios.

Por tanto, en este sentido Apple **solo cederá nuestros datos en los términos del contrato** anteriores y no a terceros fuera de lo necesario para la prestación del servicio

Además Apple, a través del contrato de iTunes Store, establece que **el contenido estará vinculado a nuestra cuenta** y la limitaciones al uso de la misma:

(i) Ud. podrá auto-descargar Contenido iTunes Autoenviable o descargar Contenido iTunes Apto previamente adquirido desde una Cuenta en un máximo de 10 Dispositivos Vinculados, siempre y cuando no más de 5 sean ordenadores autorizados en iTunes.
(ii) Un Dispositivo Vinculado podrá estar asociado a una sola Cuenta en un momento determinado.
(iii) Ud. podrá cambiar la Cuenta asociada a un Dispositivo Vinculado sólo en una ocasión cada 90 días.
(iv) Ud. podrá descargar contenido gratuito previamente adquirido en un número ilimitado de dispositivos mientras sea gratuito en el Servicio iTunes, pero en no más de 5 ordenadores autorizados en iTunes.

##Contenido adquirido en iTunes##

Cuando adquirimos un producto en iTunes, o en la mayoría de los proveedores de contenidos online, **no compramos en producto en sí como pasa en formato físico si no que lo que adquirimos es una licencia de uso limitada** a los términos del contrato que la regulan:

iTunes es el proveedor del Servicio, que le permite adquirir o alquilar una licencia de contenido digital (los «Productos iTunes») exclusivamente para su utilización por un usuario final con arreglo a los términos y condiciones que se establecen en el presente Contrato. iTunes no es el proveedor de la aplicación iTunes ni del iPad, iPod o iPhone.
Ud. acepta que los Productos iTunes se le proporcionan únicamente en régimen de licencia. Ud. reconoce que el Servicio y determinados Productos iTunes contienen un marco de seguridad basado en tecnología que protege la información digital (el “Marco de Seguridad”) y condiciona la utilización de los Productos iTunes, por parte de Ud.

Por tanto, **no somos propietarios de lo adquirido al uso**, si no que se trata de una licencia limitada a lo contenido en el contrato de iTunes: se nos otorga exclusivamente la facultad de usar el contenido adquirido, puesto que se trata exclusivamente una licencia de uso para fines particulares y no se adquiere ningún derecho de propiedad sobre el contenido, por tanto, el contenido es *nuestro* mientras hagamos uso del mismos, puesto que no podremos ni trasmitirlo, ni re-licenciarlo:

La entrega de Productos iTunes no supone una transmisión, a su favor, de ningún derecho de uso de los Productos iTunes con fines comerciales o promocionales. Cualquier capacidad de grabación o exportación constituye exclusivamente un servicio para su comodidad y no constituirá un otorgamiento, una renuncia o una limitación de cualesquiera derechos de los propietarios de los derechos de autor sobre cualquier contenido plasmado en cualquier Producto iTunes

apple-legal

En esta primera entrada hemos intentado recoger los puntos para interesantes para nosotros, los usuarios. Pero el contrato de iTunes Store también incluye las condiciones del uso de iTunes Match, Genius, iBooks Store, propiedad intelectual y los servicios asociados a nuestra cuenta de iTunes.

En general, el contrato de iTunes contiene todos lo pormenores del uso del servicio y no deja nada al azar, tal es el contenido del mismo que nos prohibe expresamente utilizar estos productos – los adquiridos a través de la cuenta – para ***algún fin prohibido por la legislación estadounidense, incluyendo, sin limitación alguna, para desarrollar, diseñar, fabricar o producir armas nucleares, químicas, biológicas o lanzamisiles***

No está de más que leamos, aunque sean largas y confusas, las condiciones de uso de los servicios que utilizamos a diario para tener claros a que derechos renunciamos y cuales obligaciones adquirimos.

En la próxima entrada os contaremos lo más importante de la **política de privacidad de Apple** en lo referente a la recopilación, utilización y cesión de nuestros datos personales.

También en Hipertextual:

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

Participa en la conversación

16 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. Que buen articulo, ya que cuando actualizamos o instalamos itunes muchas veces no leemos el contenido del contrato y mientras no nos vaya a pasar como como a Kyle de South Park con el centehumanipad

  2. «no compramos en producto en sí como pasa en formato físico si no que lo que adquirimos es una licencia de uso limitada»

    Permíteme que te matice esto, en la compra del formato físico lo que compramos es el objeto en sí (VHS, Cd, DVD, etc) es de lo que dispones como propietario, el contenido del producto (película, música, programa) es una licencia de reproducción, uso o lo que sea dependiendo del objeto, igualmente limitada aunque la libertad de disposición de la misma si que es más amplia que en las compras digitales. Siempre que hablo del tema comento el mismo ejemplo, los letreros de las películas VHS que decían la prohibición de copia, venta y tal del contenido se ve muy claramente esto.

    Por lo demás, un artículo genial, me alegra saber que hay un compañero jurista por aquí. Un saludo.

    1. Si, pero en ese caso, se permite la transmisión, reventa, etc del formato y por tanto del contenido, pues se tiene la posesión y la propiedad, no en sí los derechos. Buen matiz

  3. Igualmente considero que es un muy buen artículo. Alguna vez en una computadora con Windows Vista, tenía instalado iTunes, la actualicé desde cero a Windows 7 y tuve que dar autorización a la nueva instalación de iTunes, con lo que tuve 2 equipos autorizados según Apple, pero en realidad era una sola computadora con una actualización del OS.

    Fueron muchos problemas para que me resolvieran el problema, pero al final logré que me reconocieran sólo un equipo autorizado.

  4. Muy buen articulo, lo que uno espera de un estudiante de derecho en el mundo de las tecnologías de la información.