Servicios como Hulu o Netflix nos han mostrado que es posible implementar un modelo de negocio viable en la distribución de contenidos audiovisuales a través de Internet y que, por tanto, el usuario es proclive a abonar una cuota de suscripción para acceder a series y películas de calidad a un precio más que razonable. El modelo de Netflix, que quizás sea el ejemplo que más se suele utilizar, funciona perfectamente en Estados Unidos, Canadá, [Latinoamérica](http://alt1040.com/2011/09/netflix-llega-a-latinoamerica), Irlanda y Reino Unido y, como muestra de la viabilidad del medio, ha producido una serie de TV que se ha estrenado directamente a través del servicio y tienen planes de desarrollar [contenidos para Latinoamérica](http://alt1040.com/2013/03/netflix-contenidos-para-latinoamerica). Parece que este cambio de mentalidad comienza a extenderse en otros servicios e, incluso, en cadenas de televisión puesto que la BBC ha anunciado que, durante los próximos 2 años, producirá 6 mini-series para su emisión en Internet a través del servicio BBC iPlayer.

La BBC hace tiempo que puso en marcha una plataforma, llamada BBC iPlayer, desde la cual podemos acceder a toda su oferta audiovisual a través de Internet, eso sí, con algunas restricciones puesto que los programas de radio sí que son accesibles desde cualquier parte pero los de televisión solamente se pueden ver desde Reino Unido (aunque siempre podemos recurrir a Hola.org para acceder al servicio). La plataforma ofrece la programación en diferido de la BBC (con sus muy buenas series de TV) y, durante 2012, estuvieron realizando algunas experiencias piloto al estrenar capítulos de series (como Doctor Who) en primicia a través de BBC iPlayer.

Tras el éxito de esta experiencia, la BBC ha decidido combinar las fuerzas del equipo de BBC iPlayer, el equipo del canal BBC Three y los recursos de BBC Drama Production para desarrollar 6 cortometrajes (o mini-series de un capítulo de duración) durante los dos próximos años para que sean estrenados, en exclusiva, a través de Internet y que, además, sirvan como trampolín para nuevos guionistas y directores de Reino Unido.

El proyecto es muy interesante puesto que es una apuesta por el medio y la distribución de contenidos a través de Internet; tradicionalmente la BBC se ha distinguido por unas producciones de gran calidad y con este proyecto (que nos recuerda al House of Cards de Netflix) podrían explorar nuevas fórmulas de difusión sin estar sometidos a una parrilla fija de emisión y a unos horarios establecidos, sino que ofrecerán contenido exclusivo (y entendemos que de calidad) en la modalidad de vídeo bajo demanda (ofreciendo así bastante flexibilidad a los usuarios), diversificando además la oferta de contenidos de los canales de la BBC.

Si bien son más las cadenas de televisión que apuestan por distribuir sus contenidos a través de Internet, la gran mayoría utiliza este medio para ofrecer contenidos ya emitidos o, en algunos casos, emisiones en directo de lo mismo que se está emitiendo por sus canales pero no suelen apostar por el contenido original para Internet. Cada vez nos pasamos más horas conectados a Internet e, incluso, nuestros televisores pueden conectarse a la red para ofrecernos contenidos audiovisuales, un cambio de hábitos que Netflix ha sabido aprovechar modelando un servicio muy atractivo que se ve fortalecido por el desarrollo de contenidos propios.

Parece que la BBC también va a seguir por esta senda, un ejemplo que debería servir para que otras cadenas de televisión también miren a la red como un «canal más de difusión» y no como un punto de acceso en el que ofrecer reposiciones de contenidos únicamente.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.