Telefónica muestra en el MWC una red integrada LTE + Wi-Fi

El Mobile World Congress que se celebra estos días en Barcelona acapara, como es lógico, gran parte de la atención del sector tecnológico y no paran de sucederse anuncios y presentaciones por parte de fabricantes, operadoras y otros actores de peso dentro del ecosistema de las comunicaciones móviles. Uno de los participantes en el MWC 2013 que tenía previsto impartir una ponencia era Telefónica que, en esta ocasión, se centró en hablar de redes móviles y anunció un proyecto bastante interesante puesto que están trabajando en un modelo de red en el que se integran las redes móviles del operador con las redes Wi-Fi que usamos a diario para ofrecernos un entorno tecnológico heterogéneo cuya suma siempre nos ofrezca la mejor calidad de servicio posible.

Imaginemos por un momento que estamos navegando con nuestra tableta y, a nuestro alcance, tenemos conectividad HSPA+ y también un hotspot Wi-Fi; dependiendo de la calidad de servicio que nos pueda ofrecer una red u otra (clientes a los que da servicio, capacidad de transmisión, etc), el sistema que plantea Telefónica sería capaz de discernir cuál es la mejor conexión a utilizar para lo que estamos haciendo. Lo interesante de este modelo es que la conmutación se realiza de manera transparente para el usuario que, ni siquiera, nota un corte en el servicio.

Este modelo, que se conoce como Het-Net, nos plantea un escenario en el que el usuario tiene a su disposición múltiples tecnologías de acceso móvil (GPRS, 3G, HSDPA, HSPA, LTE) y también múltiples tecnologías de acceso inalámbrico (WiMax, Wi-Fi, etc) que se superponen y complementan en una especie de mosaico de celdas con las que ofrecer el mejor servicio posible a los usuarios.

En el caso de Telefónica, el modelo presentado busca la combinación de Wi-Fi y LTE con vistas a ofrecer servicios de tráfico en tiempo real (como las llamadas telefónicas en voice over LTE, VoLTE), mejorar la cobertura en el interior de edificios (gracias al uso de Wi-Fi) y optimizar el uso de los recursos radio (canalizando hacia redes Wi-Fi peticiones que requieren gran grandes capacidades). El proyecto cuenta con socios como Ericsson, Qualcomm, LG, Samsung y Sony Mobile como partners tecnológicos que han suministrado equipos para realizar estas pruebas de conmutación de tecnología sobre terminales que, quizás en unos años, puedan ser similares a los que podríamos tener cualquiera de nosotros.

Este tipo de escenario no creo que sea algo que veamos en exclusiva en las redes de Telefónica, de hecho, es un modelo al que la industria lleva acercándose hace tiempo y fabricantes como Nokia Siemens Networks o Ericsson llevan tiempo trabajando en equipos que permitan esta coexistencia de tecnologías heterogéneas para prestar el mejor servicio posible a los usuarios a la vez que se gestionan de manera óptima los recursos (capacidad, canales radio, potencia, etc).

Este modelo de HetNet es lo que Qualcomm, uno de los socios de Telefónica en este proyecto, denominó el 1000x, es decir, la capacidad de multiplicar por 1.000 la cobertura que se podía ofrecer a los usuarios al agregar tecnologías y reutilizar mejor los recursos al hacer las celdas de cobertura algo más pequeñas (lo que se conoce como small cells):

Telefónica espera que esta tecnología esté disponible a partir del año 2014 pero este deadline no implica su puesta en servicio porque, en el caso de España, no esperan que LTE pueda entrar en servicio antes del año 2015 y, por tanto, parece que el despliegue de LTE frenaría este escenario HetNet aunque, de todas formas, la operadora parece que está ya trabajando en acuerdos con proveedores de puntos de acceso Wi-Fi para integrarlos en este modelo de red y expandir la cobertura mixta LTE + Wi-Fi que podrían ofrecernos dentro de un par de años.

Imagen: Telefónica

Recomendados