Primera mano biónica que permite sentir

Según han explicado desde la Ecole Polytechnique Federale de Lausanne en Suiza, la primera mano biónica que permitiría a los pacientes amputados sentir lo que están tocando está lista para un primer trasplante. Si los plazos se cumplen, a finales de este año tendrá lugar una operación pionera que ofrecería una nueva generación de prótesis de percepción sensorial.

Esta primera operación estaría destinada a un paciente de unos 20 años que vive en Roma del que no se ha revelado el nombre. Un hombre que perdió la parte inferior de su brazo después de un accidente.

Desde Suiza han destacado que este prototipo de mano biónica se conectará al sistema nervioso del paciente con la esperanza de que el individuo sea capaz de controlar los movimientos de la mano, a la vez que recibe señales sensoriales del tacto de la piel en la mano.

Una nueva tecnología desarrollada por el profesor Silvestro Micera, quién ha explicado que la mano se conecta directamente al sistema nervioso del paciente a través de electrodos dirigidos en dos de los nervios principales del brazo, el nervio mediano y el cubital (nervio ulnar).

De esta forma permitiría al paciente controlar la mano a través de sus pensamientos, así como recibir señales sensoriales al cerebro desde los sensores de la mano. Según Micera, proporcionará un rápido flujo bidireccional de información entre el sistema nervioso del hombre y la mano protésica:

Se trata de uno de los progreso reales más avanzados para pacientes amputados. La primera prótesis que proporcionará información sensorial en tiempo real. Podríamos estar en la cúspide de proporcionar soluciones clínicas nuevas y eficaces para amputados en todo el mundo a partir del próximo año.

Micera ha recordado que en el 2009 existió un modelo anterior, una mano que se unió temporalmente a un paciente que perdió su brazo en un accidente de coche. Esta implante fue capaz de mover los dedos de la mano biónica e incluso de sostener objetos, sin embargo esta primera versión disponía únicamente de dos zonas sensoriales, mientras que el nuevo prototipo enviará señales sensoriales de vuelta de todas las puntas de los dedos, incluyendo la palma y las muñecas.

El plan que se han marcado es que el paciente lleve la mano durante un primer mes para ver cómo se adapta la prótesis. De resultar con éxito, se trabaja en un modelo mucho más avanzado que estaría listo para las primeras pruebas en dos años.

Y es que uno de los problemas a los que se enfrenta este tipo de trasplante es conseguir que los pacientes sean capaces de tolerar un nuevo "miembro" unido al resto de su cuerpo. Sea como fuere, a finales del 2013 se llevará a cabo esta primera prueba, el trasplante de mano biónica que más se acerca a la posibilidad de sentir.

hazte socio

Recomendados