Según el último estudio de IDC, entre Android y iOS, principal competencia de BlackBerry, acumularon un 91,1% de los envíos de smartphones a nivel mundial durante el último trimestre de 2012. En este período, entre ambas plataformas enviaron 207,6 millones de teléfonos inteligentes (159,8 y 47,8 millones, respectivamente). En todo el año la cifra fue de 633 millones (497,1 y 135,9). BlackBerry ocupó la tercera posición, pero con una cuota del 3,2% y 7,4 millones de dispositivos (32,5 millones en todo el año).

Además, los canadienses experimentaron la mayor caída en terminales enviados respecto al mismo período de 2011 (un 43,1%), año en el que lograron mandar 13 millones de teléfonos. En el otro lado de la balanza se encuentra Windows Phone, que creció un 150% al pasar de 2,4 millones de envíos a 6 millones.

De hecho, toda la competencia de BlackBerry logró aumentar el número de terminales que colocó en el mercado, independientemente de si bajó su cuota en el mismo (caso de Apple). Así pues, el reto de la firma no es sólo conseguir hacerse hueco, sino que también deben lograr fidelizar a los clientes que todavía no han abandonado su plataforma.

Para hacerlo cuentan con un gran sistema operativo y con buenos equipos, como BlackBerry Z10. Además, durante años tuvo una base de usuarios muy identificada con su propuesta, así que tal vez podría hacer que volviesen a utilizar sus teléfonos. Así lo ve IDC:

La decisión de BlackBerry de posponer el lanzamiento de BB10 a 2013 hizo que la plataforma fuese vulnerable en 2012 y dependiese principalmente de smartphones antiguos que utilizan BB7. Como resultado, el fuerte control de los usuarios empresariales se ha rebajado y su popularidad en mercados emergentes ha sido mermada por su competencia. Ahora que BlackBerry ha revelado BB10, la compañía debe lograr que los usuarios actuales de BlackBerry se actualicen mientras persuade a los usuarios de smartphone de otras plataformas, incluidos los antiguos usuarios de BlackBerry para que cambien.

Competencia de BlackBerry 10

Por lo tanto, el problema es que está en una situación en la que también depende de lo que haga la competencia de BlackBerry 10. Ahora mismo el crecimiento más lento lo experimenta Apple (su cuota de mercado no aumentó a lo largo del último año, aunque sus envíos crecieron un 46%). Sin embargo, con rumores de un iPhone más barato, la situación podría cambiar pronto. Y tampoco se puede decir que tratar de encontrar tu lugar en un mercado en el que la mejor noticia es que el crecimiento más lento es el de Apple sea algo esperanzador.

Pero seamos justos. No todo es tan malo. Para empezar, no toda la competencia de BlackBerry tiene los números de iOS y Android. Windows Phone crece mucho, pero es que cuando la cifra de la que se parte es baja, un aumento interanual de 3,5 millones de teléfonos supone un crecimiento del 150%, como ocurre en este caso. Así pues, hay que tratar los números con cuidado. De todos modos, sí es cierto que Microsoft se beneficia mucho de su acuerdo con Nokia (el 76% de los terminales fueron fabricados por la empresa finlandesa).

Algo parecido ocurre con Android. El 42% de los teléfonos enviados en 2012 eran terminales de Samsung. Ningún otro fabricante alcanza siquiera un 10% y hay varios que no llegan al 1%. Esto demuestra que hay un gran interés por esta plataforma, pero también que el mercado puede estar saturado de dispositivos Android, así que una novedad será bien recibida.

En cualquier caso, aún es pronto para sacar conclusiones. Los teléfonos de BlackBerry todavía no han llegado a muchos mercados. Y se supone que veremos muchos más terminales, con lo que será más fácil llegar a más sectores de población. Y una vez que se haga esto y se demuestre interés por parte de los usuarios será más fácil licenciar el sistema operativo, aunque tal vez BlackBerry prefiera no hacerlo si consigue esta tracción. Otra opción, aunque meramente especulativa, sería alcanzar un acuerdo con algún fabricante, similar al que tienen Nokia y Microsoft, para que adopte su plataforma.

Así pues, está claro cuál es la competencia de BlackBerry 10 (que este año aumentará con la llegada de Firefox OS), cuáles son sus puntos fuertes y débiles (al menos de momento, pero esto podría cambiar en los próximos meses, en los que habrá novedades en iOS y Android) y cuáles son las opciones de la compañía. No obstante, al final todo dependerá de cómo responda el mercado a la oferta.