A través del telescopio espacial Kepler, un conjunto de astrónomos de la NASA dirigidos por Thomas Barclay han dado con el exoplaneta más pequeño encontrado hasta la fecha. Su nombre: Kleper-37b, un mini-mundo inhabitable más pequeño que Mercurio.

Los investigadores anunciaron el hallazgo hace unas horas indicando que se trata del planeta que se encuentra más en el interior de los tres que orbitan alrededor de una estrella similar al Sol, la conocida como Kepler-37.

Apodado así por el telescopio, hablamos de un nuevo récord desde que en 1995 se descubriera el primer exoplaneta (51 Pegasi b). Desde esa fecha se han descubierto más de 700 planetas extrasolares que orbitan una estrella distinta al Sol.

Los datos registrados por los científicos indican que Kepler-37b, debido a su cercanía a la estrella central, es de menor tamaño que Mercurio, el planeta considerado más pequeño de nuestro Sistema Solar y el más cercano al Sol, y sólo un poco más grande que la Luna.

Junto a este nuevo récord, los astrónomos han explicado que Kleper-37b es un exoplaneta muy rocoso que órbita su estrella cada 13 días, con una alta densidad y sin atmósfera ni agua. Un hallazgo que ha sido posible gracias a los registros realizados por el telescopio Kepler, lanzado en el 2009 y encargado de realizar un seguimiento y vigilancia de más de 150.000 estrellas.

El próximo paso al que se enfrentará Barclay y su equipo será analizar la estructura interior de este nuevo exoplaneta, el más pequeño encontrado hasta la fecha, y descifrar las posibles semejanzas o diferencias con el Sistema Solar.