Poco a poco nos estamos encaminando ese nuevo paradimga conocido como Internet de las cosas en el que los objetos cotidianos pueden conectarse a Internet y subir o descargar información que nos adentre en entornos mucho más inteligentes o cambie nuestra forma de interactuar con los dispositivos móviles. El Project Glass de Google es un buen ejemplo de esta nueva forma de interactuar con la tecnología y, desde hace algún tiempo, el sector de la automoción también trabaja en ofrecernos nuevos servicios que, por ejemplo, permitan integrar nuestro smartphone o servicios existentes en la red dentro de nuestro coche. En este sentido, Kia Motors America ha suscrito un acuerdo con Google para integrar Google Maps y Google Places dentro del sistema UVO eServices de sus vehículos.

kia google maps

¿Integrar Google Maps y Google Places en los coches de Kia? Quizás pueda parecer algo extraño pero, en el fondo, no dista mucho de lo que están haciendo otros fabricantes del sector a la hora de definir los servicios que ofrecerán "los coches del futuro" a los conductores para hacerles la vida algo más sencilla (recordemos la integración de Siri en Chevrolet).

UVO eServices es un sistema diseñado por Kia para controlar ciertos aspectos de sus vehículos mediante comandos de voz (llamadas telefónicas, reproducción de canciones, la navegación usando el GPS, etc) además de ofrecer otras facilidades como llamar automáticamente al número de emergencias si se detecta que saltan los airbags (puesto que se asume que ha ocurrido un accidente). Dentro de este "entorno inteligente", Kia ha decidido integrar Google Maps y Google Places para utilizar toda la información disponible en el servicio de mapas de Google (que entre otras cosas incluye la información del tráfico a tiempo real de muchas ciudades) y los puntos de interés y localizaciones de Places para ofrecer, a través de su sistema, un servicio completo de mapas y puntos de interés que se nutre de la información disponible en la red (sin necesidad de depender de actualizaciones de terceros, por ejemplo, los mapas de TomTom).

La nueva iteración de la plataforma UVO es un gran avance puesto que se posiciona como uno de los primeros servicios telemáticos de la industria automovilística que se prestan en movilidad y, ahora, gracias a las soluciones de Google y las APIs disponibles, la plataforma sube de nivel y ofrecerá mejores servicios a nuestros usuarios. [...] Gracias a la popularidad y facilidad de uso de Google Maps, los usuarios pueden confiar en esta tecnología y la información que ésta les está mostrando

El sistema comenzará a verse en el nuevo Kia Sorento que se lanzará en el año 2014 y, además de integrar Google Maps en el vehículo (entendemos que usando la conexión de datos del terminal del usuario y conectando éste a través de Bluetooth al coche), Kia también ofrecerá una aplicación para dispositivos móviles con la que se podrán, por ejemplo, pre-planificar las rutas a seguir y enviarlas al coche para que, cuando emprendamos la marcha, no tengamos que ponernos a configurar el GPS del coche.

Esta aproximación de Kia me parece de lo más interesante y es un magnífico ejemplo de cómo es posible integrar los servicios disponibles en la red en dispositivos y objetos que van mucho más allá de un smartphone o una tableta aunque, en el caso de Kia, ya se estaban ofreciendo servicios telemáticos de mapas aunque, antes de esta alianza, los mapas eran ofrecidos por Microsoft y, con esta nueva iteración, el fabricante de automóviles pretende ofrecer un servicio que esté fuera de toda duda y que, por tanto, cuente con la confianza de los usuarios (y una base de datos mucho más fidedigna y, si cabe, actualizada).

Imagen: MotorTrend