La FTC y Google llegan a un acuerdo entre ambas partes para acabar con la investigación anti-monopolio que se estaba llevando acabo desde hace 19 meses años por medio de un acuerdo entre ambas partes. La conclusión: Google es un servicio bueno para los usuarios y bueno para la competencia.

Google publicó un documento donde se compromete con la FTC a realizar ciertos cambios voluntariamente, con la finalidad de fomentar la competencia con otras compañías. Se derivan dos puntos principales:

  • Más opciones para sitios web: Se puede eliminar contenido de los sitios para que no sea indexado en las búsquedas de Google.
  • Más control en relación a campañas publicitarias: Los anunciantes podrán exportar su anuncio de campañas de Google AdWords. Ahora será posible mezclar los datos con servicios de terceros que usan la API de AdWords.

Adicional a esto también anuncian que darán acceso a patentes críticas y estándar en tecnologías que permitan la fabricación de dispositivos móviles. A empresas como Microsoft, Nokia y Oracle, el acuerdo no les resultó tan agradable, la posición acerca del tema es clara:

Si la FTC no toma medidas decisivas para poner fin a las prácticas anti-competitivas de Google, y se encierra sin ofrecer soluciones a la conducta de Google que serán implementadas en Europa a finales de este mes, la FTC habría actuado prematuramente y fracasado en su misión de proteger a los consumidores de Estados Unidos .

A pesar de que la FTC indicara que continuará observando el cumplimiento de los términos, aún falta el veredicto de la Unión Europea donde también se mantiene una investigación anti-monopolio en contra de Google. Es entendible que la empresa busque consolidar sus propiedades para intentar que sus usuarios lo usen lo más posible, pero es innecesario llegar al punto de que se aprovechan datos de terceros para el beneficio propio, intentar obligar el uso de servicios sociales con excusas baratas como el posible mejor ranking en buscadores (sí, me refiero a Google+) y muchos otros ejemplos que ya conocemos.