El rover Curiosity de la NASA ha estado explorando una nueva área del planeta rojo bajo el nombre de Yellowknife Bay, una zona donde se han encontrado pruebas de flujo de agua. Ahora el robot se prepara para la primera perforación en Marte. Lo hará sobre la roca apodada John Klein durante las próximas semanas en busca de compuestos orgánicos. Un hecho histórico, ya que se trata de la primera vez que se perfora la superficie de otro planeta.

Curiosity

Según la NASA, los datos registrados hasta ahora por las exploraciones de Curiosity ya muestran un enclave que en el pasado contenía un lecho de río. El siguiente paso será intentar descifrar la compleja historia geológica de la zona.

En las últimas semanas el rover se ha desplazado desde la meseta en la que aterrizó hasta una especie de valle a 500 metros. Mientras descendía, Curiosity pasaba a través de capas de roca cada vez más grandes, un recorrido hacia lo que sería la historia del planeta. De hecho los geólogos están encontrando una gran cantidad de tipos diferentes de roca, lo que indica que existieron diferentes procesos geológicos en el tiempo.

Los minerales encontrados sugieren que el agua fluyó sobre la superficie, otras evidencias sugieren que el agua se movió a través de las rocas después de que se hubieran formado. Ahora Curiosity se dirige a una zona marcada por rocas planas donde los científicos creen que podrían ofrecer datos relevantes sobre el pasado de Marte. Según Richard Cook, director de la misión Curiosity:

El equipo de perforación interactúa con un material marciano que no controlamos. No nos sorprendería si algunos pasos del proceso no salen exactamente como los planeamos.

La NASA ha explicado que la perforación tendrá lugar dentro de dos semanas, aunque los ingenieros aún no saben la fecha exacta. Un acontecimiento descrito por la propia agencia como "el mayor avance de ingeniería desde el aterrizaje de Curiosity".

👇 Más en Hipertextual