A partir del mes de abril de este año, todos los nuevos residentes cercanos a una red de fibra óptica en China tendrán acceso a la misma. El país decreta que las viviendas recién construidas deberán disponer de la tecnología si existe una red de telecomunicaciones en la zona.

Para que nos hagamos una idea de la propuesta, actualmente en Estados Unidos existen tan sólo un puñado de ciudades que disfrutan de este tipo de acceso público. Google ha comenzado a ofrecer en lugares como Kansas este tipo de conexiones (Google Fiber), una situación extraña a día de hoy, ya que el resto de mortales deben pagar bastante por obtener este tipo de redes o simplemente no pueden acceder porque no existe en la zona.

Según ha explicado el Ministerio de Industria y Tecnología en el país:

A partir del mes de abril, todas las viviendas de nueva construcción, si se encuentran en condados y ciudades donde está disponible una red pública de fibra óptica, deberán estar equipadas con conexiones de este tipo.

Un decreto que entrará en vigor a partir del 1 de abril y que también permitirá a los residentes a elegir su proveedor de Internet que les facilite la red. Un plan que parece similar al iniciado por Google en el 2010 de "acceso abierto" y que hoy parece aparentemente abandonado.

Cuando habló por primera vez de Google Fiber la compañía comunicó que ofrecería una red de acceso abierta, dando a los usuarios la opción de elegir entre varios proveedores de servicio. A la vez detallaban que administrarían su red de manera abierta. Una política que en el 2011 cambió y los usuarios ahora deben pagar a Google directamente si quieren utilizar la fibra.

El plan de China suena ambicioso. De aquí al 2015 se espera de alrededor de 40 millones de familias dispongan de fibra.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.