Hace unas semanas os contábamos una historia sorprendente en torno a una isla a la que los expertos acabaron indicando que no existía. Isla Sandy era un pequeño enclave cerca del Archipiélago de Nueva Caledonia, un terreno que salía en los mapas y al que nadie había sido capaz de llegar. Una expedición se dirigió a la isla encontrando que en sus coordenadas únicamente existía la inmensidad del océano. Ahora, un historiador parece haber dado con la clave del origen de Sandy.

Shaun Higgins, investigador de Nueva Zelanda, afirma haber resulto el enigma de la misteriosa isla del Pacífico Sur. Sandy aparecía en Google Earth y otros mapas del mundo sin «existir», o al menos, sin que nadie hubiese estado en ella. Otro de los mapas de referencia, el Times Atlas of the World, la identificaba como Sable Island.

Hace unas semanas se dirigió a las coordenadas un grupo de científicos australianos durante una expedición geológica encontrando que la isla no estaba donde la situaban los mapas.

Higgins, investigador del museo de Auckland, comenzó entonces a investigar a qué se debía el error. Sus pesquisas han acabado encontrando el origen de todo en un ballenero, tras encontrar una carta del Almirantazgo de 1908 que mostraba la isla:

>Hasta dónde yo sé, la isla fue registrada por el ballenero Velocity en 1876. Su capitán informó ese año sobre una serie de islotes de arena. Mi suposición es que simplemente registró un peligro en ese momento, una situación de riesgo. Posteriormente habrían registrado un arrecife de baja altitud o lo que creyeron que era un arrecife. Incluso podían haberse equivocado de lugar. Existen un gran número de posibilidades.

>Lo que si está claro es que tenemos un punto sobre una carta, que se anotó en aquella época y que posteriormente ha sido copiado y vuelto a copiar en el tiempo.

Sea como fuere, hoy Sandy ya ha sido retirada de la mayoría de mapas digitales incluyendo Google Earth. Mientras, en Internet se sigue debatiendo sobre la razón del error en páginas como abovesecret.com, donde se ha llegado a informar que el Servicio Hidrológico francés avisó en 1979 del error de la isla fantasma, un error que posiblemente se originó en 1876.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.