LandSat 5

Así lo ha anunciado el Servicio Geológico de Estados Unidos. LandSat 5, el satélite de observación de la Tierra que ha estado funcionando desde 1984, el más antiguo en activo, pondrá fin y dejará de funcionar tras un fallo que imposibilita su reparación.

El programa LandSat lo conforman una serie de satélites de Estados Unidos puestos en órbita circular heliosincrónica para la observación de la superficie terrestre. El programa comenzó el 23 de julio de 1972 con el LandSat 1 y en su historial cuenta con siete satélites en órbita. La órbita de los satélites está diseñada de manera que que cada vez que estos cruzan el Ecuador lo hacen de Norte a Sur, entre las 10:00 y las 10:15 de la mañana hora local, satélites equipados con instrumentos específicos para la teledetección multiespectral.

En el caso de LandSat 5 hablamos de un satélite diseñado para una carrera de tres años que finalmente ha orbitado la Tierra alrededor de 150.000 veces y que ha transmitido 2,5 millones de imágenes en casi tres décadas, convirtiéndose en el satélite de observación terrestre más antiguo. Según ha explicado en el anuncio del fin de sus funciones Marcia McNutt, directora de la USGS:

Cualquier evento importante desde 1984 que dejó una huella en la Tierra más grande que un campo de fútbol se registró probablemente por el Landsat 5, si se trataba de un huracán, un tsunami, un reguero de pólvora, deforestación o un derrame de petróleo.

LandSat 5 también falló en el pasado, en ocasiones incluso estuvo fuera de servicio temporalmente mientras se estabilizaba. Finalmente y según la USGS, el giroscopio de LandSat 5 se rompió hace unos días siendo imposible su reparación, razón por la que se retirará de sus servicios en los próximos meses.

El vídeo de Google es una muestra del trabajo de estos 30 años. Muchas de las imágenes de la Tierra con las que el mundo entero ha disfrutado fueron posibles gracias a LandSat 5. Ahora y tras casi 30 años en funcionamiento, dejará de observar al planeta.