Imagina una fuente de luz que se active en 3 segundos y te proporcione autonomía de hasta 30 minutos, todo esto de sin costo alguno. Suena como algo genial para ahorrar electricidad, pero el enfoque de este desarrollo es el proveer luz a zonas rurales principalmente en India y Africa que no cuenten con servicio eléctrico. Eso es, justamente GravityLight

El funcionamiento de estas lámparas low-cost es a través del uso de la fuerza de gravedad, se necesitan colocar sacos u objetos que pesen aproximadamente unos 10 kilogramos. Su uso está pensado principalmente  para reemplazar las lámparas que funcionan con combustibles como el queroseno, incluso la iluminación es mucho mejor.

Actualmente se está financiado el proyecto en indiegogo, ya se superó la meta establecida de 55,000 USD que cubriría el proceso de producción de más de 1000 lámparas y sus accesorios.

Las principales ventajas del uso de lámparas que funcionan con la fuerza de gravedad:

  • No necesitan baterías, por lo que no implica un gasto ni desgaste con el tiempo.
  • Menor costo.
  • Más accesible.
  • Uso de luces LED para evitar la atracción de mosquitos.
  • Se evita el uso de queroseno que produce 244 millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

Una tecnología bastante interesante que resulta ser más viable al uso de energía solar ya que el costo de los páneles suele ser más alto y depende de que tanta energía se recolecte durante el día. Esta es la primera iniciativa, pero los que están detrás de este proyecto buscan ofrecer más opciones de energía para dispositivos de bajo consumo y así mejorar la calidad de vida en zonas rurales.