Hace varias semanas la NASA lanzaba unas palabras enigmáticas a través de John Grotzinger, investigador principal detrás de la misión de Curiosity en Marte. Venía a decir que tenían «información que pasaría a los libros de historia«. Bien, varias semanas después, los análisis del suelo en el planeta rojo han sido desvelados. No han hallado compuestos orgánicos, pero sí agua, cloro y azufre en la superficie marciana.

Dicho de otra forma, los resultados anunciados ayer por la NASA en el Congreso de la American Geophysical Union en San Francisco, no albergan los ingredientes para que se pueda dar vida tal y como la conocemos, es decir, algún tipo de sustancia orgánica que contenga carbono.

La conferencia dada por la agencia giró en torno a los resultados obtenidos por el rover de las muestras recogidas del suelo arenoso en Marte. Los miembros de la NASA anunciaron que Curiosity había encontrado evidencias de compuestos orgánicos en el planeta rojo, aunque matizaron que se deberá determinar si los compuestos, que contenían agua, azufre y cloro, provenían del planeta. Según la NASA:

>Existe la posibilidad de que los compuestos orgánicos podrían haber llegado a Marte desde la Tierra a bordo del rover. También existe la posibilidad de que pudieran haber caído en Marte desde el espacio.

Ambas opciones deslucen mucho las palabras de Grotzinger hace unas semanas. Las palabras del científico habían desatado todo tipo de especulaciones acerca de los compuestos orgánicos que habría encontrado Curiosity. La NASA se ha limitado a minimizar las palabras del científico días atrás explicando que:

>Los rumores y especulaciones de que existen importantes y nuevos descubrimientos en la misión en esta primera etapa son incorrectos. En este momento de la misión, los instrumentos del rover no han detectado ninguna prueba definitiva de compuestos orgánicos marcianos.

El propio Grotzinger quiso hacer hincapié en la conferencia a que el público debe tener paciencia en cuanto a los resultados que se están obteniendo, destacando la dificultad a la que se enfrenta la agencia para descifrar los resultados en el planeta rojo. Paul Mahaffy, investigador principal de SAM, el instrumento de análisis de Curiosity, explicaba que:

>De momento no hemos detectado de manera definitiva compuestos orgánicos en Marte, pero seguiremos buscando en los diferentes entornos del cráter Gale.

Sea como fuere, la conferencia terminó con dos confirmaciones. La primera, que Curiosity ha encontrado una química compleja de ingredientes entre los que se encuentran agua, cloro y azufre. La segunda, y quizá más decepcionante, que el rover no ha encontrado aún ninguna evidencia clara de posibilidad de vida en Marte, de compuestos orgánicos que contengan carbono.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.