Si bien la exploración espacial suele ocupar gran parte de la atención mediática y es la que más llama la atención del público, en la Tierra también se desarrollan proyectos científicos que buscan recabar datos y explorar zonas a las que apenas ha llegado el hombre y que, por tanto, aún siguen presentando grandes incógnitas. Las profundidades del mar, por ejemplo, aún siguen siendo un reto para los científicos y, según parece, China está dispuesta a desvelarlos puesto que se ha propuesto aumentar la dotación de sus exploraciones submarinas y alcanzar las 50 expediciones durante el año 2013.

China se ha propuesto reunir un equipo de 6 personas (2 de ellas mujeres) con la idea de aumentar el número de exploraciones submarinas que realizan utilizando la nave Jiaolong. Este submarino se ha convertido en uno de los "abanderados" de las actividades submarinas de China puesto que, durante el pasado mes de junio, alcanzaron un récord de profundidad (con una inmersión de 7.062 metros) en una misión de exploración en la Fosa de las Marianas (que es el lugar más profundo de la corteza terrestre).

Si bien el anuncio ha sido hecho público por las propias autoridades chinas, la información circulante no es muy extensa y no han trascendido demasiados detalles, salvo el extraño detalle de que los requisitos para la tripulación femenina serán algo más estrictos que los de sus compañeros masculinos (aunque en ambos casos parece que se piden ciertas habilidades psicológicas y resistencia a la presión).

Lógicamente, estas exploraciones submarinas, además del reto científico-técnico, encierran intereses económicos puesto que son un primer paso para la búsqueda de recursos naturales que puedan ser explotados con posterioridad (como unas reservas minerales submarinas que están en disputa con Japón desde hace algunos años y que están a la espera de una resolución de la ONU para su explotación y concesión).

Precisamente, con la idea de reforzar su presencia en los fondos submarinos, parece que China tiene previsto desarrollar un prototipo de "base submarina" (alimentada con un reactor nuclear) que permita a una tripulación de hasta 30 personas, en el futuro, vivir a gran profundidad (aunque parece que para el año 2015 tendrían listo un prototipo con capacidad para unas 15 personas).

Imagen: Ananza

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.