La reputación y la imagen pública son temas que se cuidan mucho en la web, especialmente dentro de las entradas relacionadas con personajes públicos. Incluso, algunos servicios de mercadotecnia ofrecen a sus clientes la "limpieza" de sus biografía en Wikipedia, asegurándose que los eventos críticos o las anotaciones vergonzosas no aparezcan. Después de todo, nadie quiere salir manchado dentro de la enciclopedia más popular del mundo.

A propósito de este cuidado de la reputación, llega una controversial reforma de ley en Italia. El Senado de dicho país está discutiendo una enmienda que permitiría a cualquier persona que considere que una entrada en Wikipedia es ofensiva a su imagen, la posibilidad de ordenar la corrección o la eliminación de dicho contenido. Además, los infractores -en este caso, Wikipedia- se harían acreedores a una multa que asciende a los 100 mil euros.

Enunciado de otro modo: si un funcionario público se ha visto envuelto en un escándalo y siente que al hacerse público en su biografía se le hace un daño moral, puede lograr que dicho apartado se borre a pesar de que las acusaciones en su contra puedan ser ciertas. Esta medida, en un país dirigido por un hombre tan polémico como Silvio Berlusconi, no es más que un arma para promover la censura; ya sea de forma activa (mediante un caso en los tribunales) o pasiva (un editor que se piensa dos veces incluir un tema incómodo para evitarse líos legales).

Wikipedia ya ha pedido que se reconsidere la aprobación de esta reforma, pues lo considera una acción de intimidación:

Esta medida minaría los principios fundamentales de Wikipedia; sería una limitación inaceptable de su independencia, y una amenaza intimidatoria para el trabajo de sus 15 millones de voluntarios en todo el mundo, los cuales se verían en la necesidad de evitar los artículos sobre determinados temas o personas, "simplemente para no meterse en problemas".

El cuidado de la reputación provoca muchos roces entre figuras públicas -especialmente políticos- y las fuentes de información. Por ejemplo en México, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, interpuso una demanda a dos periodistas por daño moral. El caso cobró relevancia porque, junto con estos litigios, se reveló una lista con otros 17 nombres que estaban en la mira del mandatario estatal, lo que ha sido considerado como un acto velado de amenaza.

En el caso de la ley italiana, es innegable que puede llevar a una incorrecta interpretación que viole la libertad de expresión en Wikipedia. A las figuras públicas que tanto quieren proteger su biografía de escándalos, riñas y momentos vergonzosos, les tengo un consejo: si quieren mantener limpio su historial, sólo no comentan este tipo de actos. Así de fácil.