Así ha quedado reflejado en el último estudio publicado en la revista Nature Geoscience. Un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan exponen que la fuente más probable de agua en la Luna sería el flujo constante de partículas cargadas procedentes del Sol conocidas como viento solar.

Viento solar como fuente de agua en la Luna

Los resultados obtenidos por los científicos implican que el hielo permanente en el interior de los cráteres polares en la Luna, denominadas trampas frías, podrían contener átomos de hidrógeno que en última instancia derivan del viento solar.

Los modelos teóricos de estabilidad de agua lunar datan de la década de 1970 y sugieren que los iones de hidrógeno del viento solar se pueden combinar con el oxígeno en la superficie de la Luna para formar agua y compuestos relacionados llamados hidroxilos, que consisten en un átomo de hidrógeno y uno de oxígeno (conocidos como OH).

Según los investigadores, existe presencia de cantidades significativas de vasos dentro del hidroxilo formados en la superficie de la Luna por impactos de micrometeoritos. Para Youxue Zhang, uno de los científicos:

Hemos encontrado que el componente "agua", el hidroxilo, en la superficie lunar se encuentra en su mayoría a través de la implantación del viento solar de protones, que a nivel local en combinación con el oxígeno forman hidroxilos. Nuestro trabajo demuestra que el hidroxilo está muy extendido en los materiales lunares, aunque no en forma de hielo o agua líquida que se pueda utilizar fácilmente.

Esto también significa que es probable que exista agua en Mercurio y en asteroides como Vesta. Estos cuerpos planetarios tienen ambientes muy diferentes, pero todos tienen el potencial de producir agua.

En los últimos cinco años y tras varias mediciones de laboratorio e investigaciones los científicos han anulado la antigua creencia de que la Luna está seca. Sin embargo, el origen del agua de la superficie lunar sigue siendo un misterio. Este nuevo hallazgo abre una nueva vía para intentar comprender la fuente que produce agua en la Luna.