Maps

La tan criticada app de Apple Maps, la misma que causó una gran consternación generalizada entre los usuarios cuando la sustituían por Google Maps en la última versión de iOS, vuelve a estar en boca de todos. En este caso por todo lo contrario, por ser tan precisa como para mostrar unas instalaciones militares sensibles del gobierno de Taiwán. El gobierno va a pedir un cambio en la forma en la que se ubica en el sistema de mapas de la compañía.

La principal crítica a Maps radica en la ubicación inexacta de muchos enclaves y de sus efectos borrosos en otros. No así en algunos algunos puntos o áreas que han acabado revelando una estación de radar militar de alto secreto en Taiwán. Un radar de ultra-alta frecuencia valorado en 1,23 mil millones de dólares y situado en el norte de la región de Hsinchu (Taiwán).

Un periódico local, el Liberty Times, difundió la imagen precisa de satélite descargada a través de un iPhone 5. En ella podemos observar la ubicación exacta de la instalación construida para detectar y rastrear misiles desde lugares lejanos en China. Una fotografía desde la que el ministerio de defensa de Taiwán han comentado que:

>En cuánto a las imágenes tomadas por satélites comerciales, legalmente no podemos hacer nada al respecto. Pero vamos a pedir a Apple que baje la resolución de las imágenes satélites de algunos establecimientos militares confidenciales de la misma forma que se le hemos pedido en el pasado a Google.

David Lo, el hombre que emitió el comunicado desde el ministerio, hace referencia a la solicitud del gobierno en el año 2005. En ese momento se pidió a Google que modificara las búsquedas en Earth donde se llamaba a Taiwán como una "provincia de China".

El radar en cuestión fue suministrado por Estados Unidos, a través de Raytheon, y a día de hoy es muy probable que debido al espionaje cibernética China ya supiera de su existencia.

Al igual que en el caso del radar, Apple ha recibido quejas desde Turquía por razones similares después de que sus imágenes mostraran varias instalaciones militares y prisiones de alto perfil en el país.

Sea como fuere, resulta irónico que la aplicación de Apple que más ha sido criticada en los últimos tiempos por quedarse "corta" a la hora de definir los lugares de interés, la ubicación exacta en ciudades o las pobres imágenes satélites, ahora sea criticada por hacer "demasiado bien" su trabajo.