Tabletas y smartphones han cambiado nuestros hábitos de acceso a la red puesto que, poco a poco, hemos ido relegando a un segundo plano el navegador de nuestro equipo de escritorio para pasar cada vez más tiempo accediendo a la información a través de aplicaciones. El desarrollo de aplicaciones es un mercado muy activo que ha traspasado el ámbito móvil y está presente en navegadores como Google Chrome o, incluso, llega al salón de nuestro hogar a través de las televisiones inteligentes o Smart TVs. Hablando de cambio de hábitos, Spotify es otro claro ejemplo de cómo es posible cambiar el negocio de la música y nuestra forma de acceder a ella, un servicio que está presente en plataformas móviles y en los ordenadores de un buen número de usuarios y que, gracias a un acuerdo firmado con Samsung, también estará presente en las Smart TVs de este fabricante.

spotify-fundadores

Spotify y Samsung han cerrado un acuerdo que permitirá a los poseedores de una Smart TV del fabricante coreano acceder a los servicios de Spotify a través de su televisor (obviamente conectando éste a Internet). De la misma forma que podríamos acceder a Spotify desde nuestros dispositivos móviles con una cuenta premium e instalando la aplicación en nuestro dispositivo, los usuarios podrán acceder al extenso catálogo musical de Spotify a través de su televisión a finales de este año en Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Noruega, Suiza, Suecia y España.

El acuerdo beneficia a ambas compañías puesto que, por un lado, dota de contenidos el catálogo de servicios y aplicaciones de Samsung (con un potente aliciente como es Spotify) y, por otra parte, a Spotify le abre una puerta de acceso a nuevos usuarios que paguen por una suscripción al servicio. Con esta idea del mutuo beneficio, Spotify ha desarrollado una aplicación específica para este nuevo soporte con la idea de hacerla sencilla de manejar con el mando a distancia del televisor y que, poco tiempo después de su lanzamiento, también podría extenderse a los reproductores Blu-ray y sistemas de cine en casa de Samsung (lo cual lo hace aún más interesante).

¿Y el binomio de la música en streaming y la Smart TV podría funcionar? La diversificación de las fuentes de ingreso es una práctica muy habitual en las empresas y, en el caso de Spotify, equilibrar las cuentas con un aumento del número de usuarios suscritos a los servicios premium es un objetivo estratégico, máxime si tenemos en cuenta que los ingresos de publicidad tienden a decrecer (algo que está ocurriendo, en general, en muchos medios). De hecho, el acuerdo con Samsung no es exclusivo y Spotify abre la puerta a cerrar acuerdos similares con otros fabricantes de equipos electrónicos de consumo (abriendo así más puertas de entrada al servicio).

Si tenemos en cuenta que Samsung ha ido cerrando acuerdos con servicios como Skype para ofrecerlo a través de sus televisores y que tiene iniciativas como la Incubadora de Apps, parece que nuestra relación con la TV también está cambiando gracias a las televisiones inteligentes.

Personalmente, el acceso a Spotify desde el Home Cinema o la televisión me parece una baza muy interesante como para suscribirse al servicio premium.