El último smartphone en sumarse a la familia Nexus de Google fue el Galaxy Nexus y tras llevar casi un año a la venta, comienzan a saltar rumores alrededor de esta saga de terminales y los próximos modelos que podrían presentarse durante el próximo mes de noviembre. Mientras se produce esta esperada presentación entre Google y algún fabricante, la rumorología y las predicciones comienzan a circular y, de hecho, apuntan a que la familia Nexus crecerá con dispositivos de varios fabricantes, concretamente Sony, LG y Samsung. Si bien todo aún está por confirmar, hoy se ha filtrado un catálogo de especificaciones de un terminal LG que dibujaría el que, de ser cierto, será uno de los siguientes miembros de la familia Nexus.

Lógicamente, la información está aún sin confirmar pero dibujan un terminal fabricado por LG, y basado en el Optimus G, con las siguientes especificaciones:

  • Procesador Snapdragon S4 de cuatro núcleos
  • 2 GB de memoria RAM
  • Pantalla True-HD con una resolución de 1280x768
  • Cámara de 8 Mpx
  • Teclas de función táctiles
  • Cargador inalámbrico (una de las novedades que más llaman la atención del catálogo de especificaciones)
  • Almacenamiento interno de 8 GB y 16 GB (según el modelo)
  • Batería integrada (sin posibilidad de extracción)
  • Supresión del slot para tarjetas SD

El terminal, que aún no tiene un nombre comercial asignado, tiene dos detalles que llaman la atención poderosamente (la carga inalámbrica y la supresión de la SD) pero, quizás, la supresión del slot para tarjetas SD es lo que más choca de estas especificaciones.

Los que gustan usar su smartphone para instalar múltiples aplicaciones (que generan archivos de caché que hay que limpiar de vez en cuando) o almacenar imágenes, vídeos y música, pueden encontrar algo cortos los 16 GB de espacio de almacenamiento y la imposibilidad de la expansión es un handicap con el que partiría este dispositivo (frente a otros modelos del mercado y otras plataformas en las que la gestión del espacio de almacenamiento es mucho más optima). Algo parecido ocurre con la imposibilidad de extraer la batería del terminal, otro de los puntos flacos del diseño y que, por ejemplo, impide la sustitución por baterías de mayor capacidad o su sustitución fácilmente en caso de avería.

En cualquier caso, la información no deja de ser un rumor y, como en el cualquier proyecto, las especificaciones pueden cambiar y ajustarse algo mejor a las demandas de los usuarios (o la previsión de demanda), por tanto, aún tendremos que esperar hasta noviembre para ver qué camino siguen Google y sus partners en esta ampliación de la familia Nexus.