Cuando pensamos en los **clásicos teléfonos móviles chinos**, se nos suele venir a la cabeza la imagen de un producto de mala calidad, con un diseño cuestionable, un intento de meter cuantas más características en él mejor (no hace tanto de los móviles con doble SIM, antena de televisión, etc), y una usabilidad nefasta. Esto está cambiando, y **la tendencia más reciente es la de fabricar smartphones de marcas desconocidas en el resto del mundo, pero con unas especificaciones que impresionan**. Llevan unos años recorriendo pacientemente el sendero del éxito.

Pensemos en dos marcas ya asentadas fuera de sus fronteras iniciales: **Huawei y ZTE**. Yoigo, la filial de Telia Sonera en España, fue una de las primeras operadoras que apostaron por estos terminales a principios de 2010. Su calidad todavía era baja, pero las marcas ya hicieron su entrada en un importante catálogo como para empezar a darse conocer. **En 2011 ya habían mejorado algo sus terminales**, especialmente **ZTE con su Blade**, que con su calidad más que aceptable y un precio de 69 € en prepago, provocó auténticas oleadas de compras por parte de geeks que querían hacerse con un sencillo pero buen Android a bajo precio. Tanto fue así que Yoigo acabó optando por retirarlo de la venta como prepago, y dejarlo ligado a un contrato de permanencia de 18 meses. La marca ya había encontrado su **nicho de mercado: personas interesadas en la tecnología** que encontraban en ella un terminal perfecto para ser usado como secundario, o simplemente poder trastear con él en un sistema operativo diferente al del principal.

Huawei, por su parte, dio relevo al mediocre U8110 (Selina) con uno con mejores acabados y especificaciones, el **U8650**. Por 79 euros en prepago, y en un momento en el que Yoigo todavía era la opción alternativa (antes del boom de las operadoras móviles virtuales), gozó de un éxito considerable. Una de las claves fue que **personas atecnológicas** que no querían desembolsar demasiado dinero por su nuevo teléfono ya tenían asumida en cierto grado esta marca, frente a la sorpresa que podían llevarse un año antes. Además, **el factor Android ayudaba**, al encontrarse con un sistema operativo idéntico al de familiares y conocidos, o que ya habían experimentado antes. Recuerdo bien esta época, entonces yo trabajaba en Yoigo.

YouTube video

Mientras todo esto ocurría fuera de China, dentro ya se estaban gestando **movimientos para acabar de dar el salto**. La ingeniería del país ya está alcanzando a otros fabricantes superiores, su economía no ha dejado de crecer en un contexto de recesión mundial (junto a otras naciones como Brasil, Rusia o la India), y **su barata y eficaz mano de obra le permite vender a precios muy competitivos**. Un cóctel que deriva en una seria amenaza a las principales marcas del resto del mundo: Samsung, HTC, Apple, Sony...

2012 es el año en que se asientan del todo las bases para lo que puede venir detrás. **ZTE** ya ha dado un golpe en la mesa con terminales como el [Era](http://base.hipertextual.com/zte/era/) o el [Mimosa X](http://base.hipertextual.com/zte/mimosa-x/), **Huawei** ha hecho lo propio con algunos como el [Ascend D Quad XL](http://base.hipertextual.com/huawei/ascend-d-quad-xl/). **Dan al consumidor lo que demanda**: pantallas considerables, sistema operativo Android reciente, y buenas especificaciones en cuanto a RAM, procesador, etc. O baterías como la del Quad XL, de 2500 mAh, que mejoran en mucho a las del resto. Aunque la fluidez no es tan alta como sus competidores de primeras marcas, tampoco es igual de alto su precio. Pero éste seguirá siendo bajo cuando en breve la fluidez y la adaptación al sistema sean tan rápidas como sus nuevos competidores.

**Los próximos meses nos aseguran traer más de una sorpresa**. Y ya no sólo Huawei o ZTE. En Gizmología ya os hablaron del [Oppo Find 5](http://gizmologia.com/2012/09/oppo-find-5), un terminal **absolutamente bestial** si echamos un ojo a sus características: pantalla de 5" a 441 ppp, procesador de cuatro núcleos, 2 GB de RAM, cámara de 12 MP con grabación de vídeo Full HD, batería de 2500 mAh, y un diseño maravilloso (imagen superior) que culmina con un **espesor de tan sólo 6'65 mm**. Otras marcas también van haciendo su camino, por ejemplo **Xiaomi** con el [Xiaomi 2](http://hipertextual.com/archivo/smartphones/xiaomi-phone-2-es-oficial/)

Mientras HTC intenta recuperar lo que fue, Apple tiene el reto de seguir en la cúspide, Samsung sigue con la obligación de mantener el ritmo, Nokia trata de acabar de resurgir con la ayuda de Windows Phone, o BlackBerry aún está pensando qué hacer para evadir la muerte, **los fabricantes chinos tienen un papel clave en la tecnología durante los próximos años**.

Participa en la conversación

27 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Lo único que no me gustan de estos teléfonos chinitos es que la batería no dura nada, en especial cuando se usa la tele (por eso ha de ser que siempre vienen con dos baterías.

  2. «Mientras HTC intenta recuperar lo que fue», es raro, dicen que es por marketing, porque la verdad que tiene el terminal más potente (junto con el S3), el muy ponderado One X, y ahora el X+.

    1. Y aclaro, no hay dudas sobra la alta calidad de HTC, lo que lo diferencia de estas «nuevas» chinas que estan queriendo competir poniendo más potencia. Aunque es un todo un móvil, no sólo hard.

  3. El futuro será dominado por los asiáticos, Samsung, las marcas chinas….Sony colandose por ahí. RIM y Nokia están casi enterrados, solo Apple dará guerra.

  4. Mi primer iPod (2006) tenía escrito «Designed in California», imagino para tratar de quitar el terrible lastre que indicaba el «Made in China»…

    1. … Pero, si todo es hecho en China, la diferencia está entonces en el diseño.Si los chinos están aprendiendo a diseñar, ¿Dónde va a estar la diferencia entonces con las top-brand actuales?…

  5. En China se fabrican la mayoría de los celulares, los móviles que tengo lo he importado directamente de China y a pesar de no ser de «marca» son de muy buena calidad y a un precio más accesible.

  6. Posiblemente opte por pillar un smartphone de alguna marca china. No quiero estar atado a ninguna compañía con permanencia y tampoco pido mucho al teléfono. De todas maneras por lo que ultimamente estoy leyendo, los smartphones chinos vienen pisando fuerte y su relación calidad-precio es muy buena.

  7. Buen artículo, es muy bueno y muy importante que siguan sumandose otras alternativas en cuanto a dispositivos mobiles. La competencia es buena, nos da mas libertad y opciones para elegir.

  8. No confio en esos celulares chinos, un tio tenia un smartphone chino y solo le duro 6 meses y empezo a tener errores con la pantalla, y no solo fue con un equipo fue con 2 :/

    1. A mi me paso igual, pero en lo chino como en todo hay gamas, y hasta las grandes marcas fabrican en China. Pero hay que saber elegir.

    2. Es cierto, un colega tiene un iPhone y otro un iPad, ambos hechos en China, y fijo que las terminaciones son horribles, tapas de aluminio brillante y cristal pulido, puaj, que porquería!!!!

  9. El gobierno chino publicó en su página oficial que en tecnología la meta es llegar a ser una potencia tecnológica en el año 2049. O sea, todavía les falta camino por recorrer.

  10. Lo que ocurre con los terminales chinos es que aunque sus especificaciones sean muy buenas, su optimización en el software es prácticamente nula y las actualizaciones brillan por su ausencia.

  11. Ojalá se pudieran comprar (a un precio justo) esos teléfonos por acá en México, esos Xiaomi son muy bonitos.

  12. Esta muy elegante Haber si se les ocurre sortear unos cuantos y se se acuerdan de uno pues… Chaito cuidence

  13. Sabes, cuando leí el título en realidad creí que se acercaba una revolucion desde China para el entorno de los smartphones (algo asi como fueron las tiendas de aplicaciones en su momento). Cuando me sales con que lo que hiban a hacer es nuevos terminales con mejores/mayores prestaciones cada año (que es lo que hacen todas y cada una de marcas), sentí que perdí mi tiempo leyendo el articulo.

    1. No discuto que sientas que has perdido el tiempo. Pero no comparto que ‘hiban’ a hacer nuevos terminales más potentes, sin más. La cuestión es que hay un nuevo actor no habitual, que puede competir con los ya conocidos, frente a frente, y aun precio menor. Si te sirve como metáfora, la línea que han seguido las marcas conocidas es de progresión aritmética, mientras que la evolución de las chinas es geométrica.