Uno de los dispositivos más esperados para el próximo evento de Google es el próximo modelo de Nexus, conocido como Nexus 4. El mismo que un empleado de la propia Google perdió hace más de un mes en un bar de San Francisco.

Según cuenta The Verge, fue un camarero del pub Club 500, Jamin Barton, quien encontró un smartphone perdido en el mes de septiembre. Sin una tarjeta SIM que facilitase la devolución a su dueño, le intrigó una pegatina en la parte posterior del terminal que avisaba de que no estaba a la venta, junto al logotipo de Google.

Un amigo al día en tecnología, a quien hace referencia como Dave, le alertó de que era muy probablemente un prototipo del próximo modelo de Nexus, tras lo cual decidieron ponerse en contacto con Google. Y Wired, que ha desvelado la historia completa, explica que respondió con amenazas de denuncia ante lo que consideraba que podía ser un delito. Brian Katz, Mánager de Investigaciones Globales y Gerente de Inteligencia de Google, fue quien llegó a avisar de que la empresa de Palo Alto podía llegar a presentar cargos criminales contra los que encontraron el terminal. Finalmente, la empresa recogió el terminal olvidado el 20 de septiembre, ofreciendo un smartphone gratuito a cambio del silencio de Barton. Semanas después, éste y el resto de productos a presentar serían finalmente filtrados.

Apple ya pasó por algo parecido en 2010 cuando, meses antes de su presentación, un empleado perdió un prototipo del iPhone 4. Historias que dan la vuelta al mundo en pocos minutos y que acaban formando parte de la historia de internet.