Bajo las siglas CAS se esconde, Copyright Alert System, la nueva plataforma de advertencias sobre infracción de los derechos de autor en la red que está a punto de implantarse en Estados Unidos. En pocas semanas los usuarios serán advertidos por sus proveedores si descargan material protegido por copyright.

Copyright Alert System

Así lo han anunciado desde el Center for Copyright Information en el país, una propuesta que se lanzó en el 2011 basada en un sistema de alertas por medio del cual los usuarios recibirán notificaciones por violación de los derechos de autor en la red a través de su ISP.

La llegada inminente de esta plataforma significa que desde este invierno los usuarios podrían ser advertidos con avisos iniciales puramente informativos, en caso de reincidencia, los proveedores podrían tomar medidas adicionales que varían según el ISP. El castigo para aquellos que se nieguen a modificar sus "comportamientos" varía y pueden ir desde una reducción de la velocidad contratada hasta la suspensión de la suscripción si el ISP lo reflejará en los nuevos términos de contratos que están a punto de redactarse. Una fórmula en la que el propio usuario deberá abonar la cantidad de 35 dólares en el caso de que soliciten una revisión de la alerta mostrada por Copyright Alert System.

CAS ya ha sido anunciada por los principales ISP del país como AT&T, Cablevision, Comcast, Time Warner Cable y Verizon, quienes serán los primeros en implementarla.

¿Y cómo detecta el sistema las infracciones? La plataforma informa sobre las descargas ilegales con una mezcla en la que se conjuga la labor de operarios y procesos automatizados provistos por MarkMonitor. Eso sí, desde el Center for Copyright (CIS) han querido dejar claro que tanto los titulares de derechos como la propia MarkMonitor no tendrán la capacidad de obtener información personal de los clientes. Según el CIS:

Copyright Alert System está diseñado para hacer que los consumidores sean conscientes de la actividad que se ha producido en el uso de sus cuentas de Internet, educarlos sobre cómo pueden evitar ese tipo de actividad y que no vuelva a suceder, y proporcionar información sobre el número creciente de formas de acceder a los contenidos digitales legalmente.

Una nueva propuesta que se implementará en unas semanas y que, al menos en principio, parece diseñada para informar a los usuarios en lugar de castigar.