[La disculpa que ha dado **Tim Cook**](http://bits.blogs.nytimes.com/2012/09/28/tim-cook-maps/) por las críticas a **Maps** ha sido la comidilla del mundo tecnológico. Algunos ven en sus palabras una sensación de derrota; otros tantos, un acto de arrepentimiento. Hay quienes lo celebran como una falla de Apple y quienes lo miran como una autocrítica a los altos estándares de la marca. Que quede claro que desapercibido no ha pasado.

En una carta a los clientes de **Apple**, Cook se ha disculpado porque la aplicación no ha dado el ancho esperado. Incluso ha pedido a la gente que **busque alternativas** (incluída su ahora rival Google Maps) para satisfacer sus necesidades. Indica que Apple trabajará para alcanzar nuevamente el listón de lo que esperan sus usuarios. Y es que Maps ha tenido días muy pesados, entre la crítica, la parodia y la burla, por su magro desempeño en comparación con sus competidores.

Al final del día, las causas sobran. Si ha sido soberbia o falta de preparación de Apple, el resultado es el mismo: **Maps no va, no gusta, no satisface**. Es la reacción de Cook la que debemos mirar. A mi parecer, la disculpa salía sobrando. No es [como en el *Antennagate*](http://alt1040.com/2010/09/nuevo-problema-en-el-iphone-4), cuando el desempeño del teléfono -por el que no se pagan pocos dólares- **se veía seriamente comprometido por un error de fabricación.** Ahí sí, la ocasión ameritaba un control de daños. Aquí no.

Lo digo porque si Maps no funcionaba, **no íbamos a dejar de usar iOS 6 ni íbamos a lanzar el dispositivo al cesto de la basura**. Lo más era desterrar Maps a alguna carpeta olvidada donde guardamos lo inservible (donde yo, por ejemplo, meto esa aplicación de la Bolsa de Valores) y bajarnos otra. Hay alternativas, como Waze, que fácilmente podrían sacarnos del predicamento. En el peor de los casos, como dijo Cook, **nos hacemos un atajo a Google Maps** y el asunto está olvidado.

La disculpa viene, creo, porque Apple nos tenía acostumbrados a algo y, de pronto, lo nuevo **no cumple con la expectativa**. Repito: no es que estén en un alto riesgo la adopción de i0S 6 o la venta de iPhones. Hay que entender que este tipo de gestos **no son comunes en las empresas de tecnología.** Llegan cuando alguien -como dirían mis colegas españoles- *la ha liado parda*. Son actitudes que uno espera (y demanda) en situaciones como la que se presentó con [la Sony Playstation Network](http://alt1040.com/2011/05/intrusion-en-playstation-network-todo-lo-que-necesitas-saber) o el [reajuste de precios](http://alt1040.com/2011/07/nintendo-3ds-no-despega) de Nintendo con la 3DS. Pedir perdón por un estándar de calidad -que vamos, tampoco es que Maps sea inservible- es más **un compromiso de marca que una reacción correctiva**.

Es probable que **yo le haga caso a Cook**. Que cree un acceso directo a Google Maps para usarlo en mi teléfono. Que siga usando Waze como siempre para guiarme cuando conduzco. Maps puede ser la mancha que nos recuerda que **Apple no es infalible** (¿y quién si lo es?, me pregunto), pero no me basta para satanizar a mi teléfono ni hacer un *downgrade*. Si acaso, servirá de combustible para quienes prefieren otro sistema operativo y otro fabricante (¡ya lo oí, fandroids!). Para mí, bueno, me la tomo con pragmatismo: **ya veré si en la revancha de Maps me da motivos para adoptarla o no**. Mientras, que no se hagan olas donde la mar está tranquila.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.