Esta mañana se han hecho públicos los informes encargados por el primer ministro de Nueva Zelanda John Key. Unos informes que ponen de relieve la mala actuación del gobierno al actuar de manera ilegal contra Kim Dotcom, vigilándole con una información incorrecta de la policía. El primer ministro ha pedido disculpas de forma pública a su persona.

Dotcom

Key ha afirmado hace unas horas y tras liberarse los documentos que:

Por supuesto que pido disculpas a Kim Dotcom, y también pido disculpas a los ciudadanos neozelandeses.

Como digo, palabras emitidas después de saberse el resultado del informe del Inspector General de Inteligencia Paul Neazor, quién encontró que las autoridades del país espiaron injustamente a Dotcom y sus asociados en la plataforma Megaupload.

Key habló en una rueda de prensa y dijo que los ciudadanos tienen derecho a ser protegidos por la ley y que el gobierno había fracasado en este intento. Según los documentos de Neazor, la GSCB, Government Communications Security Bureau, sólo puede llevar a cabo acciones contra objetivos extranjeros por ley.

El estado actual de Dotcom como ciudadano en el país no fue verificado, razón por la cual actuaron de forma ilegal, ya que el magnate mantenía el visado de residencia permanente en el país:

El GCSB confió en la información que le había facilitado la Organized and Financial Crime Agency. A mi juicio, una actuación inaceptable. Es responsabilidad de la GCSB de actuar dentro de la ley, y es muy decepcionante que en este caso sus acciones cayeron fuera de la ley. Personalmente, estoy muy decepcionado de que el organismo no alcanzara a comprender plenamente el funcionamiento de su propia legislación.

Y es que según el informe, una serie de confusiones en la redacción de la Ley de inmigración llevaron a la agencia a la vigilancia ilegal.

Mientras, el fundador de Megaupload ya ha escrito en su cuenta de Twitter acerca de las disculpas de Key. El hombre las acepta pero a la vez pide una investigación profunda sobre el caso:

Acepto tus disculpas. Muestre su sinceridad mediante el apoyo a una investigación exhaustiva, transparente e independiente sobre todo el caso Mega.

Un caso que cada día que pasa se complica más y muestra las irregularidades con las que se ha actuado en torno a Kim Dotcom.