Curiosity

Desde hace unas horas la NASA ha mostrado al público una nueva colección de imágenes de Curiosity desde el planeta rojo. Se trata de una serie de tomas muy diferentes a las anteriores donde el Rover es el único protagonista. Al igual que lo hacemos los humanos cuando vamos de vacaciones, el robot nos enseña una recopilación de autorretratos desde ese paraíso en el que se encuentra llamado Marte.

Tras más de un mes en el planeta, a partir de ahora comenzará su verdadera misión, esa que le llevará a explorar el enclave conocido como Glenelg, a más de 400 metros del lugar de aterrizaje.

En el momento de su llegada a Marte el robot inició la exploración a través de la ChemCam, una serie de disparos láser sobre una roca con los que probar y analizar las primeras muestras del planeta.

El siguiente pasó consistía en probar ese largo brazo robótico de dos metros donde se incluía la cámara MAHLI, Mars Hand Imager, una cámara capaz de tomar imágenes microscópicas de los objetos en la superficie marciana.

Mientras, MAHLI está siendo utilizada para tomar imágenes del propio Curiosity. La idea es comprobar si el Rover está en perfectas condiciones o si por el contrario existe algún pequeño desperfecto.

Las tomas que vemos muestran varios aspectos fundamentales de Curiosity. Podemos observar desde la lente ChemCam y los sensores Mastcam que los acompañan hasta el estado de las ruedas del Rover junto al polvo marciano que se encuentra junto al Rover.

Una misión que avanza poco a poco con el único fin de no cometer errores y del que todos nosotros somos partícipes con estas espectaculares tomas.