Representación de una estrella devorando a un planeta

Actualización: La estrella BD 48 740 no es exactamente la primera evidencia de una estrella devorando un planeta. El 9 de mayo de 2001 un grupo de astrónomos europeos publicaron en Nature un trabajo en el que explicaban cómo la estrella HD 82943 había devorado al menos un planeta. Por lo tanto, el trabajo publicado estos días continuaría el hallazgo del 2001.

Lo conseguido estos días es una evidencia potencial de lo que le podría ocurrir a la Tierra. Eso sí, en un tiempo en el que ninguno de los que nos encontramos hoy en el planeta podremos ser testigos. La primera evidencia de la destrucción de un planeta por una estrella, expandiéndose esta última en un gigante rojo.

Así lo contaba Alex Wolszczan, de la Universidad de Penn State y miembro del equipo que encontró la evidencia de un planeta perdido y cómo fue devorado por su estrella madre:

Un destino similar puede esperarle a los planetas interiores de nuestro sistema solar, cuando el Sol se convierta en una gigante roja y se expanda hasta llegar a la órbita de la Tierra, en unos cinco mil millones de años desde ahora.

Y todo gracias a la estrella roja gigante denominada BD+48 740, la culpable de "comer" al planeta. Una estrella mayor que el Sol que en estos monumentos tiene un radio de unas once veces más grande que nuestro Sol.

La evidencia descubierta por los investigadores fue un planeta masivo en una órbita altamente elíptica que sorprendentemente se encontraba alrededor de la estrella, lo que indicaba un planeta perdido, junto a la composición química de la estrella.

Nuestro análisis espectroscópico detallado revela que esta estrella gigante roja, BD 48 740, contiene una cantidad anormalmente alta de litio, un elemento raro creado principalmente durante el Big Bang hace 14 mil millones de años. El litio se destruye fácilmente en las estrellas, por lo que su abundancia anormalmente alta en esta estrella mayor es tan inusual.

Los teóricos han identificado tan sólo unas pocas circunstancias muy específicas, que no sean el Big Bang, en el que se puede crear litio en las estrellas. En el caso de BD 48 740, es probable que la producción de litio fuera provocada por una masa del tamaño de un planeta en espiral hacia la estrella y que la calentara para arriba mientras que la estrella estaba en movimiento.

Y es que gracias a la elevada masa del planeta que fue devorado por la estrella (junto a la composición química) los astrónomos han podido observar la estrella. Unas circunstancias casi únicas y muy difíciles de conseguir, tanto que ni siquiera se tienen fotos, tan sólo representaciones y gráficas.

Sea como fuere, dentro de cinco mil millones de años la Tierra podrá ser devorada por el Sol de la misma forma. Lo hará cuando el Sol comience a expandirse. Aún así, la vida en la Tierra tal y como la conocemos será imposible mucho antes.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.