Quienes somos consumidores habituales de cómics en México sabemos que los derechos de **Marvel** pertenecen a **Editorial Televisa**. En numerosas ocasiones, la editorial no presta el suficiente cuidado a la edición de los ejemplares, sobre todo en la traducción, provocando terribles errores. El deficiente trabajo ya ha llegado a oídos de blogs internacionales, como el caso de **Bleeding Cool**, que ha dedicado una entrada a recopilar [una serie de desatinos y descuidos de Marvel México](http://www.bleedingcool.com/2012/08/30/how-marvel-and-dc-are-sounding-greek-to-mexico/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter).

Aunque hay algunos errores para la antología -como traducir «diversion» (distracción) como «diversión»; o cambiarle el nombre a «Bucky» Barnes por «Blown»-, ése no es el punto central de su artículo. Hay dos situaciones que me parecen las más graves. La primera, que Bleeding Cool denuncia que cuando Marvel México tiene problemas para obtener las imágenes originales, **usa las páginas escaneadas que circulan por la red**. En uno de sus ejemplos, muestran que los editores tomaron una imagen distribuida por un traductor independiente; con Photoshop, pusieron su nombre como si se tratara de un colaborador más e imprimieron la página como un anuncio.

Con esas tácticas, no me sorprendería nada que en la editorial usaran como base el trabajo de aficionados que traducen cómics del inglés al español y los suben a la red. Aunque yo estoy de acuerdo con la distribución de copias digitales y el trabajo de terceros para traducción (como he defendido, [son benéficas a largo plazo](http://alt1040.com/2012/05/warren-ellis) para las ventas), lo cierto es que muchas veces el cómic digital no basta y se adquiere el físico. Ahora, **¿qué pasa si la copia impresa tiene una calidad inferior, una edición descuidada y una traducción errónea?** ¿Qué motivos da la editorial para preferir la copia en papel a una descarga? Marvel México se dispara el pie.

Aquí es donde entra el segundo punto de Bleeding Cool. En México, **Editorial Televisa concentra el negocio de los cómics**, tanto de Marvel como DC. . **No hay estándares de calidad porque no los necesitan para vender**. «Eso pasa con los monopolios, pueden hacer prácticamente lo que quieran…», sentencia Bleeding Cool en su entrada. En efecto: al retener todos los derechos, no hay otras opciones para el consumidor. La única, además de la copia digital, es adquirir un ejemplar importado en una tienda especializada a un precio superior. Y en el camino, destrozan la calidad del trabajo original (me pregunta si en Marvel o DC estarán muy contentos con lo que se hace con su labor), evitan que el cómic crezca como industria en el país y minimizan al cliente.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.