La semana pasada os hablábamos de la historia de Emma, la joven con un trastorno congénito a la que la tecnología de impresión 3D le daba una nueva oportunidad para utilizar sus brazos. La aplicación de esta revolucionaria tecnología podría tener en breve unas implicaciones aún "mayores", tanto, que en un futuro podríamos llegar a fabricar casas personalizadas en unas cuantas horas.

Lo que vemos en el vídeo es la apuesta de futuro presentada en el TEDxOjai por un profesor de la Universidad de California. Un prototipo de lo que podría ser una nueva y revolucionaria forma de construcción a través de la impresión 3D.

Impresión 3D para la construcción de casas

Y es que hasta ahora cuando hablamos de las impresoras 3D, hablamos de la construcción y reproducción de objetos a pequeña y mediana escala gracias a su capacidad de superponer materiales plásticos o tipos de resina sintética.

La idea del profesor es "modificar" el sistema de impresión 3D actual, explorar la tecnología en un campo desconocido que podría "imprimir" casas como las actuales mediante la tecnología, de forma rápida y eficaz, y evidentemente más baratas que las actuales.

Un sistema automatizado donde existiría una variante a la actual. Un proceso previo a la impresión donde modificaríamos el material plástico por un tipo de hormigón especial que se instalaría a través de máquinas que harían de impresora previamente instaladas sobre la superficie de construcción.

Una idea que bien podría convertirse en realidad. De ser así, el futuro de esta tecnología adquiriría un carácter aún más revolucionario. Impresión 3D donde el "dueño" de cada casa podría modificar y diseñar de manera sencilla cada habitáculo de su futuro hogar, todo ello en unas pocas horas o días.