Al igual que el Universo descrito en Star Wars con Tatooine, los astrónomos de la NASA han dado con un sistema de dos planetas extraños que giran alrededor de un par de estrellas, dos soles gemelos.

Kepler-47

Así lo atestiguan tras el hallazgo de la misión Kepler de la agencia. Un sistema multiplanetario, con dos planetas, que son capaces de orbital alrededor de dos soles gemelos, lo que se llamaría planetas circumbinarios. Y es que hasta ahora tan sólo se habían encontrado 4 sistemas de planetas girando en el eje de dos estrellas (Kepler 16, 34, 35 y 38), nunca antes con más de un planeta.

Los investigadores han anunciado la detección de Kepler-47, el que sería el primer sistema visto con múltiples mundos que rodean un par de estrellas. Las estrellas y sus planetas, llamados Kepler-47b y Kepler-47c, habitan a unos 5.000 años luz de distancia, en la constelación Cygnus.

Además, las estrellas orbitan una alrededor de la otra cada 7 días y medio. Una sería de un tamaño similar al Sol, la otra tendría un tamaño tres veces más pequeño y hasta 175 veces más débil.

Según Jerome Orosz, autor principal de la investigación:

La mayoría de las estrellas de la galaxia son en binario o de un orden superior de los sistemas múltiples, de modo que el hecho de que los sistemas planetarios pueden existir en este tipo de sistemas es importante. Si se limita a la búsqueda de planetas alrededor de estrellas simples, nos faltaría la mayoría de las estrellas en la galaxia.

El hallazgo nos indica que sistemas planetarios pueden formarse y sobrevivir incluso en el caótico medio alrededor de una estrella binaria.

Los astrónomos también han ofrecido datos sobre ambos planetas. El primero de ellos, el que órbita más cerca de las dos estrellas (en 49 días), es hasta tres veces mayor en diámetro que la propia Tierra. Esto significa que se trataría en el planeta más pequeño de los conocidos orbitando en un sistema circumbinario.

El segundo planeta órbita las dos estrellas en 303 días. Un planeta que por lo tanto podría catalogarse de habitable bajo circunstancias como las que se dan en la Tierra, dicho de otra forma, podría albergar agua en su superficie.

Según Orosz:

Aunque el segundo planeta es probablemente un 'gigante de gas', y por tanto no adecuado para la vida, su descubrimiento muestra que los planetas circumbinarios pueden ser como los de nuestro Sistema Solar y además pueden existir, y existen, en zonas habitables.

Un nuevo hito que marcará un posible futuro en la investigación de planetas en el Universo que puedan albergar vida tal y como la conocemos en la Tierra.

👇 Más en Hipertextual