Según cuenta Nature, Vorinostat, el fármaco que hasta ahora era utilizado para combatir la leucemia, podría ofrecer una nueva vía en la medicina como detector del VIH en estado latente, estado en el que el virus se esconde dentro de las células dificultando la acción de los antirretrovirales.

VIH

Cuenta David Margolis, autor principal del estudio, que cuando el virus ha infectado las células del afectado y se han integrado en su genoma, el VIH puede tomar dos opciones, continuar en su forma activa, o bien permanecer en un estado de latencia en el organismo humano.

Y es justo aquí donde Vorinostat podría ofrece una nueva esperanza. El fármaco, utilizado contra un tipo de leucemia, sería capaz de interrumpir este estado de latencia. Una acción que para los investigadores sería de vital importancia ya que este estado se muestra como el principal obstáculo para curar la infección.

Vorinostat induce la expresión genética del VIH facilitando la acción de los tratamientos para desactivarlo, lo hace visible para el sistema inmune destruyendo las células infectadas. Según Margolis:

Uno de cada ocho pacientes tratados obtuvieron el efecto deseado. Esto nos indica y demuestra que existiría un mecanismo molecular que puede ser tratado terapéuticamente para atacar y erradicar la infección por VIH.

Ahora bien, el propio investigador se ha mostrado cauto sobre el hallazgo ya que el fármaco se muestra tóxico en combinación con otros fármacos. Unos resultados esperanzadores que ahora tendrán que pasar por nuevas investigaciones y tests para poder evaluar todos sus riegos.