Hoy en día, hablar de fibra óptica es algo que no nos suena extraño y, de hecho, el 95% del tráfico de Internet viaja a través de fibras ópticas que forman parte de la infraestructura de cables submarinos que reposa sobre el fondo de mares y océanos. Cables submarinos como el SEA-ME-WE 4 tienen capacidades cercanas a 1,25 Tbps gracias al uso de múltiples fibras sobre las que se pueden enviar múltiples haces de luz en distintas longitudes de onda (gracias al DWDM, Dense wavelength Division Multiplexing), pero estas capacidades tan grandes hoy pueden ser insuficientes en unos años si tenemos en cuenta la gran cantidad de información que se genera cada día. Con la idea de explorar nuevos sistemas de comunicación y aumentar la capacidad de transmisión, la Universidad del Sur de California (USC) ha liderado el desarrollo de un singular sistema de multiplexación de haces de luz capaz de transmitir a 2,56 Tbps.

La investigación ha sido financiada por DARPA y liderada por la Universidad del Sur de California con la participación de un equipo internacional con representantes de otros centros de investigación de Estados Unidos (como la NASA), China, Pakistán e Israel; un equipo que ha trabajado en un sistema de transmisión de datos mediante haces de luz (comunicaciones ópticas) que se entrelazan entre sí y cuya combinación permite aumentar considerablemente la capacidad de transmisión.

Los resultados de la investigación se han publicado en la revista Nature Photonics y, teniendo en cuenta que se han financiado con fondos públicos, es una pena que para poder acceder al artículo haya que suscribirse a la revista y pagar por el acceso al contenido si se desea profundizar más en la materia (debería ser algo de libre acceso) y ver las posibilidades de una transmisión a tan alta velocidad (que podría revolucionar las redes de comunicación actuales o permitir la sustitución de radio-enlaces por comunicaciones ópticas en espacio libre, es decir, sin necesidad de usar fibra óptica).

Con la luz podemos hacer cosas que no podemos hacer con la electricidad. [...] Esta es la belleza de la luz, es un conjunto de fotones que se pueden manipular de múltiples formas a gran velocidad

¿Y cómo han conseguido una tasa de transmisión tan alta? El equipo de investigación ha conseguido algo bastante sorprendente puesto que lograron entrelazar 8 haces de luz y formar con ellos una especie de "estructura" helicoidal (la forma que tiene el ADN) que hicieron propagar a través de un espacio controlado en el laboratorio, haciendo que cada uno de estos haces de luz transmitiera datos digitales.

La combinación de estos haces de luz dio como resultado una gran tasa de velocidad de transmisión en espacio libre que, por ejemplo, podría trasladarse a las comunicaciones por satélite y aumentar sensiblemente la velocidad de transmisión de datos de este tipo de comunicaciones.

Imagen (CC): Creativity 103

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.