Los drones son cada vez más habituales dentro y fuera de los ejércitos, en muy poco tiempo hemos visto cómo son utilizados en conflictos bélicos, misiones de vigilancia y seguridad, en la protección del medio ambiente o, incluso, aplicaciones algo más visuales como las demostraciones protagonizadas por los cuadricópteros de la Universidad de Pensilvania. Los cuadricópteros, precisamente, son un tipo de UAV que suele ocupar la atención de los medios y, de hecho, lo hemos visto controlado por Kinect o como apoyo en el modelado 3D de un edificio, pero parece que sus posibilidades de uso podrían ampliarse porque, tras una demostración, la policía japonesa ha mostrado su interés en adquirir un "escuadrón" de cuadricópteros para tareas de vigilancia y rescate.

Dentro de los distintos equipos de investigación que trabajan con estos drones podemos encontrar al Grupo Nonami de la Universidad de Chiba que, dentro de los proyectos que desarrolla, han implementado algoritmos que permiten controlar el vuelo de estos drones mediante visión artificial y que éstos capturan las imágenes de su entorno y el sistema de control usa puntos de referencia para calcular su altitud y posición con precisión milimétrica. ¿Y qué pasa cuándo vuelan varios drones? ¿Cómo realizan el control a tiempo real? Básicamente, cada uno de los drones actualiza su posición cada 10 ms, por tanto, en un segundo habrá recibido unas 100 órdenes para corregir su trayectoria.

Es muy complicado crear modelos matemáticos para este tipo de robots pero hemos definido un modelo robusto no lineal que funciona y permite a los robots volar de manera muy estable

Para realizar una demostración de un problema real, más allá de las coreografías que estamos acostumbrados a ver, el equipo organizó una especie de simulacro para detectar personas en una supuesta explosión de una planta química. El pasado 5 de julio, el equipo de investigación se unió a un simulacro con el departamento de policía local con la idea de utilizar los drones para entrar en la supuesta planta química, buscar posibles supervivientes, marcar la posición y salir del lugar:

La prueba resultó un éxito y el Departamento de Policía dijo que querían adquirir este sistema. Podría tener muchas aplicaciones como la monitorización de erupciones volcánicas o inspeccionar líneas de alta tensión

Si bien el equipo de la Universidad de Chiba aún está ultimando una versión comercial del sistema, nadie puede negar que podría utilizarse en múltiples ámbitos de actuación, sobre todo, en emergencias y catástrofes donde el acceso sea difícil y peligroso para el ser humano.

Imagen: Crazy Engineers

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.