Un buen número de corporaciones e instituciones públicas cuentan, entre sus sistemas de información, con sistemas de soporte a la toma de decisiones (DSS) que suelen implementar cuadros de mando (con el estado de las operaciones de la compañía representados por un conjunto de indicadores) o modelos predictivos con los que esbozar predicciones en base a un histórico de datos recopilados con anterioridad. Los datasets publicados en iniciativas de Open Data pueden ser un punto de partida, al igual que los datos propios recopilados por las empresas (o vinculados a sus operaciones) y, precisamente, con la idea de reutilizar datos, un equipo de la Universidad de Sheffield ha desarrollado un modelo predictivo que quizás no pasará desapercibido. Aprovechando los datos publicados en WikiLeaks sobre la guerra de Afganistán, el equipo de la Universidad ha desarrollado un modelo con el que predecir la actividad y las zonas calientes dentro de un conflicto bélico.

army soldiers

La investigación, en la que también han participado investigadores de la Universidad de Columbia y la Universidad de Edimburgo, ha sido desarrollada por el Departamento de Control Automático e Ingeniería de Sistemas de la Universidad de Sheffield ha servido para desarrollar un sistema capaz de predecir la oposición armada que podría encontrar un ejército durante un conflicto armado.

Para poder modelar este sistema, el equipo de investigación utilizó la documentación publicada en WikiLeaks relativas a las más de 77.000 misiones y actuaciones militares llevadas a cabo en Afganistán entre los años 2004 y 2009; unos datos que sirvieron para configurar un modelo capaz de predecir las actuaciones de la insurgencia durante el año 2010.

¿Predecir el año 2010 en pleno 2012? Visto así, la verdad, no parece gran cosa pero para poder verificar que el sistema funciona y, por tanto, las predicciones tienen sentido, es necesario realizar simulaciones que puedan verificarse. Concretamente, el modelo desarrollado por los investigadores fue capaz de mostrar, con bastante precisión, la actividad insurgente en el año 2010 en base a los datos de los años anteriores, distinguiendo las zonas geográficas donde aumentaría la oposición y las zonas en las que tendería a disminuir.

Este tipo de sistemas podría ser utilizado en la planificación y gestión de recursos (soldados, suministros, etc) durante un conflicto bélico, representando toda estas predicciones en un mapa o un cuadro de mando que pueda servir para tomar mejores decisiones. Y aunque pueda parecer algo sacado del futuro, cada vez es más habitual utilizar datos estadísticos para elaborar modelos predictivos complejos con los que detectar el riesgo de propagación de una enfermedad o reducir las lesiones de un equipo de rugby.

👇 Más en Hipertextual