Con un diámetro de 100 km, un equipo de investigadores ha dado con el cráter más antiguo de la Tierra, un cráter de impacto de un asteroide o un cometa de hace 3.000 millones de años en Groenlandia, mil millones de años antes que cualquier otro conocido.

El hallazgo ha sido anunciado por un equipo de científicos de la Universidad de Cardiff (Gales), GEUS, la Universidad de Lund (Suecia) y el Instituto de Ciencia Planetaria en Moscú. Un cráter situado en una zona cercana a la región de Maniitsoq, en la costa oeste de Groenlandia.

Según cuentan los científicos, hasta la semana pasada se tenía como el cráter más antiguo conocido (de los 180 descubiertos) el formado hace 2.000 millones de años en Vredefort (Sudáfrica) con 300 km de ancho. El cráter de Maniitsoq, con 1.000 años más de antigüedad, podría ofrecer nuevas investigaciones sobre sus efectos en el planeta. Iain McDonald, uno de los investigadores, comentaba sobre el mismo que:

El descubrimiento significa que podemos estudiar los efectos de la formación de cráteres en la Tierra cerca de mil millones de años más atrás en el tiempo de lo que hasta ahora se creía posible.

Un esfuerzo que ha llevado a los científicos tres años para encontrar evidencias clave en la investigación. La razón es que con el tiempo las partes externas del impacto habían desaparecido por la erosión en el tiempo. Aún así, los efectos del choque han permanecido visibles.

Un cráter histórico que pasará a ser analizado en la búsqueda de recursos naturales en busca de yacimientos de níquel y platino.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.