Hoy en día estamos rodeados de dispositivos conectados a Internet, cada vez pasamos más tiempo navegando, contactando con nuestros amigos a través de las redes sociales o servicios de VoIP o consumiendo contenidos multimedia gracias a Netflix, YouTube o Spotify. El aumento del uso y de los servicios disponibles lleva tiempo chocando con los operadores que ven cómo sus redes son utilizadas por terceros que hacen negocio al pasar "por sus autopistas", llevando en algunos casos a los operadores a restringir el tráfico, establecer "paquetes de Internet" con distintos precios según los servicios a los que se accedan o prohibir ciertos servicios. Este tipo de prácticas vulneran lo que conocemos como Neutralidad de la Red, es decir, el tratamiento igualitario y sin restricciones del tráfico independientemente del servicio del que proceda. Si bien la Unión Europea lleva tiempo instando a su cumplimiento, los Estados miembros (salvo Países Bajos) no se posicionan claramente (en España el comité asesor del Ministerio sugería eliminar la neutralidad) así que con la idea de dictar una política y una serie de recomendaciones, la Comisión Europea ha abierto una consulta pública.

¿Qué es una consulta pública? Una consulta pública es un procedimiento que permite a determinados sectores emitir su opinión sobre un determinado tema para que un organismo legislador, como la Comisión Europea, pueda conocer todos los puntos de vista de los sectores afectados por una determinada problemática, escuchar sus argumentos y dictaminar en consecuencia. La idea es que las recomendaciones que salgan sean lo más beneficiosas posibles para el interés público y con esa idea la Comisión Europea elaborará un paquete de medidas que, según la Comisaria Neelie Kroes tendrán un hilo conductor muy claro:

Hoy en día existe una falta de opciones efectivas cuando el consumidor quiere contratar un servicio de acceso a Internet. Voy a usar esta consulta para ayudar a preparar recomendaciones que permitan generar opciones más reales y poner fin a esa espera de puesta en marcha de la Neutralidad de la Red en Europa. La participación en esta consulta nos ayudará a obtener recomendaciones prácticas

¿Y quién puede opinar? La consulta pública estará abierta hasta el 15 de octubre y podrán participar en ella los Estados miembros, organismos reguladores de estos países, operadores y proveedores de acceso a Internet, proveedores de contenidos, y usuarios finales (donde entran usuarios, organizaciones en defensa de los usuarios y gestores de páginas web) que podrán otorgar sus puntos de vista sobre la gestión del tráfico de red, la gestión de la congestión del tráfico, la transparencia en la gestión o la restricción a determinados servicios (así como la interconexión entre operadores y la facilidad del cambio de compañía para los usuarios).

No es la primera vez que la Comisión Europea apuesta por la Neutralidad de la Red y realiza una consulta similar que llevó a diseñar una serie de pautas y recomendaciones que, desgraciadamente, no siguieron todos los Estados. Los propios datos recopilados por la Unión Europea muestran algo que era un secreto a voces, existen malas prácticas en Europa que llevan a operadores a restringir tráfico (P2P, VoIP, etc) o vender a los usuarios distintas calidades o paquetes de servicio, inmiscuyéndose así en algo para lo cual deberían ser transparentes.

Ojalá que de esta consulta salga un nuevo marco regulatorio que obligue a respetar la Neutralidad de la Red, es algo que beneficiaría a los usuarios.

Imagen: JJ Velasco

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.