La compañía ha dado finalmente marcha atrás a la polémica surgida en el día de ayer. Al parecer, ciertos routers domésticos obligaban a los clientes en la última actualización de firmware a pasar por un registro invasivo donde se llegaba a indicar que la compañía podría realizar un seguimiento de los usuarios. De no cumplir con la cláusula, el router quedaba bloqueado. Hoy la compañía da marcha atrás y asegura que permitirá próximas actualizaciones sin necesidad de pasar por la suscripción invasiva.

En una entrada en su blog han comunicado que el servicio de Cisco Connect en la nube ya no será la herramienta de gestión predeterminada. En la entrada, el vicepresidente de la compañía, Brett Wingo, comunica que:

En respuesta a las inquietudes de nuestros clientes, hemos simplificado el proceso opting-out de Cisco Connect Cloud y hemos cambiado la configuración predeterminada del router por la gestión de administración tradicional.

En cuanto a otro de los puntos más criticados, aquel que comunicaba que podrían desconectar a los clientes si lo viesen necesario, Wingo explicaba que:

Tampoco desconectaremos a los clientes del servicio en la nube en base a cómo están utilizando Internet. También aclaramos que el servicio en la nube nunca ha vigilado el uso de sus clientes en la red ni fue diseñado para ello. Esto lo aclararemos en una actualización de las condiciones de servicio.

En el futuro, si un cliente decide utilizar la actualización automática sin pasar por Cisco Cloud Connect, Cisco le ofrecerá una actualización. Actualmente la única actualización que tenemos es para el conjunto del servicio en la nube, pero en el futuro, planeamos ofrecer actualizaciones para el conjunto de características de gestión de administración individuales de usuario concretas, es decir, que un cliente podrá actualizar sin pasar por el servicio de CCC.

Marcha atrás y buena noticia para todos aquellos usuarios y clientes de la compañía, quienes finalmente podrán hacer uso de la actualización automática, de las configuraciones y actualizaciones de firmware en sus equipos, sin la obligatoriedad de Cloud Connect.