Con iOS 5, Apple introdujo en el sistema Recordatorios, una pequeña aplicación nativa que cumplía la función de soporte para listas de tareas con una peculiar e interesante función: avisarnos mediante la geolocalización. Esto es, cuando lleguemos a un sitio determinado o cuando lo abandonemos salta una notificación con el recordatorio establecido, pero Checkmarks, una pequeña aplicación que acaba de llegar a la App Store, la supera en varios sentidos.

Permite establecer diversas ubicaciones (y asociar los recordatorios a las mismas) y el proceso de añadir uno es mucho más sencillo y rápido. También permite añadir un lugar haciendo una búsqueda del mapa, en lugar de hacerlo desde la agenda de Contactos como sucede en iOS. Como funcionalidad extra se añade la posibilidad de que la aplicación nos recuerde no justo cuando llegamos o abandonamos el lugar establecido, sino transcurridos unos minutos, algo más acertado que tener que estar revisando el teléfono cada vez que entramos o salimos del lugar.

Pero ¿No consumirá demasiada batería que nuestro teléfono esté comprobando continuamente donde estamos? En realidad no, o no tanto, es algo que ya lleva un tiempo en Android y que se añadió en iOS con la última versión, una API que ahorra batería y que no consiste, al menos exactamente, en estar realizando conexiones con el GPS todo el rato. Algunas aplicaciones como Foursquare y su Radar (que avisa de establecimientos cercanos) también lo usan.

El término en cuestión en inglés es geofencing (geovallado) y está empezando a coger bastante relevancia dentro de las aplicaciones móviles, esperemos pronto que Checkmarks, o alguna aplicación similar, se expanda pronto también al resto de plataformas.

Descarga: Checkmarks en la App Store

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.